-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" La inteligencia de un hombre no se mide por su sabiduría, sino por su creatividad "   Albert Einstein

Coronavirus: ¿Una Unión Europea más fuerte, o su fin?

Por: Ezequiel Naidich.

Hace dos días el Consejo Europeo acordó un conjunto de medidas para contener la crisis sanitaria provocada por la pandemia del Coronavirus, pero también para evitar una crisis económica mayor, apoyando la inyección de 37 mil millones de euros repartidos entre los sistemas de salud de los distintos países, y las pequeñas y medianas empresas y los trabajadores que corren riesgos de perder ganancias o el empleo a causa de las medidas de distanciamiento social.

Sin embargo, la Unión Europea no supo dar respuesta rápida a pandemia, cuando recién estaba afectando a pocos pacientes en pocas localidades. Italia, al ver que su sistema de salud se dirigía al colapso, le pidió ayuda a Bruselas en la provisión de barbijos y respiradores. Pero la respuesta que obtuvo fue una prohibición de exportaciones de estos suministros por parte de Alemania y Francia, quienes preferían mantener asegurado su acceso a estos elementos que asistir a otro miembro comunitario. Además, la Unión Europea no logró disuadir a países como Austria y Polonia de poner controles fronterizos que dificultan, mediante filas de horas, la circulación de bienes por el espacio común europeo.
Es decir, la Unión Europea carece de capacidad para organizar una respuesta coordinada a las crisis, siendo la falta de instituciones capaces de tomar políticas fiscales a nivel europeo. La falta de solidaridad entre miembros, y la falta de respuesta desde la Unión, pueden favorecer el discurso euroescéptico, demostrando que dicha institución es únicamente una maquinaria administrativa lejana a los problemas de la gente. De crecer esta narrativa, el proceso de integración europea se podría caer.

No obstante, la Unión Europea fue creada por varias crisis. La crisis del Euro hace una década también mostró la falta de respuesta y solidaridad hacia los países más vulnerables como Grecia. Y mientras parecía que la moneda común sería un proyecto frustrado, la Unión Europea se fortaleció, aumentando la integración en materia bancaria, creando instituciones de rescate, e incluso controlando que se aplicase una política comunitaria de responsabilidad fiscal.

Este 17 de marzo, el Consejo Europeo aprobó una política que en la crisis anterior no se había tomado, la inyección de un gran paquete de gasto fiscal. La Unión Europea puede aprender de esta crisis sanitaria y reformarse para poner foco en problemas sociales, a partir de más integración. O también puede caerse a pedazos.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Mostrar más