Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

El Templo de los Actores: la sinagoga donde solían rezar las estrellas más grandes de Broadway

En un viernes reciente por la noche, unas 20 personas se reunieron para los servicios de Shabat en el Templo de los Actores, una sinagoga a pocas cuadras de Times Square.

La rabina Jill Hausman saludó a cada uno por su nombre con un beso en la mejilla y un “Buen Shabat”. Algunos cantaron y otros escucharon mientras ella guiaba a la pequeña multitud en un servicio usando un libro de oraciones y un paquete que había impreso unos minutos antes arriba en su oficina.

Esta escena es muy diferente a las de la época en que algunas de las celebridades más grandes del país solían reunirse en el shul de West 47th Street. Los Tres Chiflados, los actores como Shelley Winters y Aaron Chwatt (más conocidos como Red Buttons), las estrellas de béisbol Sandy Koufax y Hank Greenberg, y el presentador de televisión Ed Sullivan rezaban allí. Sullivan, cuya esposa era judía, también organizó el beneficio anual del templo en el Teatro Majestic. Fotos de las estrellas que frecuentaban la sinagoga cuelgan de una pared.

La sinagoga fue fundada en 1917 para una multitud muy diferente: los comerciantes ortodoxos que trabajaban en Hell’s Kitchen, un vecindario repleto de bares y restaurantes que atendía a las multitudes antes del teatro, que en ese momento estaba plagado de pandillas.

En la década de 1920, la sinagoga, anteriormente conocida como Congregación Ezrath Israel, contrató a Bernard Birstein como su primer rabino. Birstein tenía sus ojos puestos en Broadway, que era el hogar de muchos actores y actrices judíos, pero pocos asistían regularmente a las sinagogas.

“No eran socialmente aceptables, su moral era cuestionable porque estaban todos en vodevil, recorrían todo el país y no eran realmente bienvenidos en las grandes sinagogas ricas”, dijo Hausman.

Uno de los primeros reclutas de Birstein fue la popular artista de origen ucraniano Sophie Tucker. Al principio ella se resistió a sus sugerencias, pero después de múltiples visitas, el rabino la hizo reaccionar con una gran carga de culpa judía.

“Él le dijo: ‘Sofele, ¿quién va a decir Kaddish para tu mamá Yiddishe?’ Y eso realmente le tocó el corazón”, dijo Hausman.

Traducido por Alicia Weiss para Radio Jai con información de JTA

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni