Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Refugiados sirios piden ayuda a Israel mientras Jordania se las niega

Las Naciones Unidas estimaron que hasta 50.000 personas han sido desplazadas por la ofensiva de una semana.

Jordania dijo que sus fronteras permanecerán cerradas para cualquier nuevo refugiado, pidiendo a la ONU que brinde seguridad en el sur de Siria.

Jens Laerke, vocero de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, dijo que los funcionarios de ayuda estaban “profundamente preocupados” por los que huyen de los enfrentamientos y se dirigen hacia la frontera sellada con Jordania.

Llamó a las partes beligerantes a “garantizar la protección de estos civiles, de acuerdo con el derecho internacional”.

Los residentes de Daraa describieron que vivían con un miedo extremo y dijeron que muchos también se dirigieron a la frontera con Israel, creyendo que era más seguro.

“El lugar más seguro es la frontera con Israel porque el régimen y los aviones rusos no pueden atacar el área cerca de la frontera israelí”, dijo Waseem Kiwan, un civil de 36 años en el pueblo de Tafas al norte de la ciudad de Daraa.

Dijo que no se salvó nada en la campaña de bombardeos intensivos, incluidos los hospitales improvisados, los centros de defensa civil y las oficinas afiliadas de la ONU.

“El área se dirige hacia una catástrofe, una catástrofe humanitaria en todo el sentido de la palabra”, dijo. “La gente vive con extremo miedo”.

Un portavoz militar israelí dijo que las FDI “están preparadas para una gran variedad de escenarios y está monitoreando los eventos en el área”.

Israel nunca ha acogido refugiados sirios, excepto temporalmente, para proporcionar tratamiento médico.

En enero de 2017, Israel anunció un plan para recibir a 100 refugiados sirios, pero los funcionarios dijeron que la iniciativa nunca se inició y que no se permitió la entrada de sirios al país.

Younis Shtawi, un oficial de policía en la aldea de Daraa de Umm al-Mayadeen, dijo que varias aldeas, incluidas Busra al-Harir, Atesh, y las comunidades de al-Lujat se han vaciado de personas en los últimos días.

“Nadie se quedó”, dijo Shtawi.

Desde el martes pasado, las tropas sirias han atacado las áreas controladas por los rebeldes en el este de Daraa, uno de los últimos bastiones rebeldes importantes del país.

El área estratégica fue parte de un acuerdo de tregua alcanzado en julio pasado entre Estados Unidos, Rusia y Jordania.

El objetivo de la ofensiva es recuperar el control del cruce fronterizo con Jordania, que ha estado en manos de los rebeldes desde 2015. Las recientes victorias militares del presidente sirio Bashar Assad, incluida la captura de los suburbios de Damasco y los barrios del sur, han impulsado el avance.

Activistas de la oposición dijeron que los aviones de combate sirios y rusos están tomando parte en la ofensiva. La fuerza aérea rusa respaldó a las fuerzas de Assad en 2015, cambiando la marea de la guerra a su favor.

El martes, los medios militares centrales progubernamentales dijeron que las tropas sirias obtuvieron el control de al-Lujat, un área rocosa en el noreste de Daraa. Dijo que la captura tendría un efecto dominó en otras partes al este de Daraa y cortaría las líneas de suministro rebeldes.

Otros medios progubernamentales dijeron que el ejército tiene la intención de controlar a toda la provincia y que es probable que se dirija al oeste de Daraa, donde ha llevado a cabo una serie de ataques aéreos el lunes.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, un grupo de control de la guerra, informó que las tropas del gobierno avanzaban en al-Lujat y capturaron siete nuevas aldeas en el área.

El activista opositor Osama Hourani, basado en Daraa, negó las partes controladas por el gobierno de al-Lujat, diciendo que el área, conocida por sus cuevas y llanuras rocosas, será un desafío para las tropas de Assad.

Estados Unidos ha dicho que la ofensiva siria corría el riesgo de ensanchar el conflicto y pidió a Rusia que ponga fin a lo que llama violaciones de la tregua.

Israel también ha llevado a cabo una serie de ataques recientemente contra las fuerzas sirias e iraníes en la zona, advirtiendo contra la expansión del papel de Irán en Siria. Los asesores iraníes y las milicias respaldadas por Irán están integradas a las tropas sirias.

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU redujo el número de desplazados de los combates de Daraa a casi 50.000, y dijo que ha entregado alimentos urgentemente necesarios a través de la frontera entre Siria y Jordania en el oeste. Dijo que la lucha cerró las rutas de suministro, causando un aumento en los precios del combustible y otros suministros básicos.

“Estamos durmiendo al aire libre, bajo los árboles, en las mezquitas y escuelas. Los afortunados de encontrar una tienda de campaña tienen que compartirla con cuatro o cinco familias más”, dijo un desplazado llamado Nidal.
El ministro de Relaciones Exteriores de Jordania, Ayman Safadi, instó a la ONU a proporcionar seguridad en el sur de Siria. “Nuestras fronteras permanecerán cerradas”, escribió Safadi en su cuenta de Twitter.

Jordania ya alberga alrededor de 660.000 refugiados sirios registrados y estima que el número de sirios desplazados en el país sobrecargado es el doble.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni