-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea - Rabino Marcelo Kormis U$500 - En memoria del Juez Simón Kupchik Z.L, Simja leíble Ben Asher Zelig Z.L, Fanny Shajris de Spak, Feiga bat Guershon Z.l. y Kowa Spak, Yaacov ben Leizer Z.L U$240 -

El periodista que anunció la muerte de Nisman declaró en Israel y vinculó al kirchnerismo con el fallecimiento del fiscal

“La muerte de Nisman fue una orden del gobierno anterior”, dijo Patcher. El periodista manifestó que se enteró por una fuente que no reveló que Nisman estaba muerto en su departamento de Puerto Madero el 18 de enero de 2017. Lo contó a través de su cuenta de Twitter. Asimismo, señaló que su fuente le recomendó que se fuera del país porque lo estaban siguiente.

Según su relato, luego de tres días de ocurrida la muerte de Nisman, se encontró con su fuente en un bar de una estación de servicio. Allí dijo que se sentó junto a él una persona que luego su fuente identificaría como un agente del espionaje argentino que lo vigilaba. Patcher le sacó una foto, pero ayer no entregó esa imagen ni reveló la identidad de la persona que lo mantuvo informado y le salvó la vida.

Luego, regresó a Buenos Aires y desde allí se fue directo a Montevideo, para desde ahí llegar a Tel Aviv, pues tenía ciudadanía israelí, ya que vivió aquí de los 12 a los 23 años.

Patcher expresó que su fuente, que lo mantuvo informado de lo que ocurría la noche de la aparición del cuerpo de Nisman en su departamento de Le Parc de Puerto Madero, no estaba en el interior del departamento.

El joven, de 33 años, aportó al fiscal una captura de pantalla con el numero IP de una computadora desde donde supuestamente hackearon su correo electrónico, cuando ya se había afincado en Tel Aviv.

Helueni