Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

El Plan Uganda

Muchos judíos se vieron obligados a emigrar, ante la oposición del Imperio Otomano a la inmigración judía a Israel se hacía necesario una alternativa y una rápida solución al drama de decenas de miles de emigrantes.
Ya con anterioridad a estos trágicos sucesos el Ministro de Colonias Británico, Joseph Chamberlain, le había propuesto a T. Herzl una solución territorial para los refugiados judíos en una zona en el este africano llamada Kenia, que los sionistas denominaron “Uganda”. Al fundador del sionismo político no le desagradó, lo tomó como un refugio temporal de judíos europeos que huían del antisemitismo, además, su movimiento era pequeño, débil, no había cumplido una década y contaba con un “charter” (acuerdo) de la potencia británica en establecer un Estado bajo su imperio.
La idea fue presentada en el Sexto Congreso Sionista en agosto de 1903 en Basilea. El tema fue objeto de un acalorado debate. Las tierras en África fueron descriptas como una “antesala a la Tierra Prometida” y un “refugio nocturno temporal”. Sin embargo otros grupos consideraban que aceptar la oferta haría después más difícil establecer un estado judío en Palestina. Antes del voto la delegación sionista rusa manifestó con dureza su oposición. A final de cuentas se votó, 298 a favor, 178 en contra y 98 abstenciones, por el envío de una comisión que examine la posibilidad del asentamiento, cuyo informe posterior fue negativo.
Surgió una corriente dentro del sionismo que se definió como “Territorialista” que sostenía que “era preferible un sionismo sin Sión que Sión sin sionismo”. Los “Territorialistas” examinaron propuestas alternativas de asentamiento: en Canadá, la Mesopotamia asiática, Australia, Sudamérica y África, sin éxito. Herzl preocupado por la urgencia y por el desamparo de los judíos rusos apoyó al comienzo la iniciativa, pero tratando de mediar entre éstos y los sionistas del Este europeo quienes se oponían terminantemente.
Las dos posturas colisionaron en el Séptimo Congreso Sionista reunido en Basilea en 1905, ya Herzl había fallecido, en él el dirigente territorialista Israel Zangwill sostenía “Queremos salvar a decenas y a centenares de miles de emigrantes y establecerlos sobre tierra propia como una comunidad judía organizada. La emigración judía es un hecho concreto, cien mil hombres abandonan Rusia cada año. ¿Por qué habrán de diseminarse y ser devorados por civilizaciones extrañas que reducirán toda su vida espiritual?”…
La mayoría del Congreso se opuso a esta postura y resolvió que “La Organización Sionista se atiene firmemente al principio fundamental del Programa de Basilea sobre la creación en Eretz Israel de un hogar legalmente asegurado para los judíos”. El debate fue un “momento de verdad” del sionismo; la ideología y el lazo histórico se impusieron al interés y a la coyuntura. Los territorialistas se retiraron de la Organización Sionista como una minoría disidente, y crearon la “Organización Territorial Judía” (“ITO”, “Jewish Territorial Organization”), y lograron seducir a muchos adherentes. Pero la búsqueda de un territorio alternativo los llevó, con el tiempo, a diluirse al no encontrar una solución inmediata al drama de los judíos que supere al proyecto de los sionistas de Sión.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni