Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Parashat Toldot

Bereshit 25:19-28:9

Cada vez que llegamos a parashá Toldot solemos hablar, de las peleas entre Yaakov y Esav dentro del vientre de su madre o comentamos, del marcado amor de Rivka para con Yaakov con respecto a Esav y sino abordamos el tema sobre la venta de la primogenitura a través de un plato de lentejas rojas. Bueno, nada de esto será tema de nuestro comentario, hoy.

Me pareció oportuno brindarle un comentario especial a Itzjak, que sin lugar a duda es un patriarca muy especial, a pesar de que se hable poco de él. Es nuestro Av nistar (Patriarca oculto)

Me pareció sumamente interesante lo que nos trae la parashá en el capítulo 26 versículos2 y 3 “Se le apareció D´s y le dijo, no desciendas a Egipto; reside en la tierra que te he de indicar. Habita en esta tierra y yo estaré junto a ti y te bendeciré; pues a ti y a tu descendencia les daré todas estas tierras y afirmaré el juramento que le hice a Abraham tu padre

En una primera lectura rápida son dos versículos bastantes sencillos, pero cuando buscamos analizarlos un por más profundo, encontramos tres palabritas, que nos proporcionan un concepto absolutamente increíble y maravilloso al mismo tiempo …”Ehiheimja ve abarejeja”… (Yo estaré con vos y te bendeciré).

Estas tres palabras nos revelan la elevación asombrosa a la que había llegado Itzjak. Sin lugar a duda que venga Hakadosh BarujHu en persona y le diga esto, es porque, estaba a una altura impensada. Esta frase solo se repetirá en nuestra bendita Torah una sola vez más, (Shemot 3:12) cuando D´s se encuentra por primera vez con Moshe Rabeinu para encomendarle la misión (sencilla) de sacar al pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto.

Pero volviendo a nuestro ilustre patriarca, la pregunta que me surge es ¿Qué hizo para haber logrado el mérito de esta condición?

Entonces para poder comenzar a entenderlo se me ocurre indagar los antecedentes en algunos capítulos para atrás (final del cap.22).

Todo comienza en el final de la caminata de Abraham e Itzjak subiendo al monte Moriah. La caminata en total duró tres días, pero nuestro momento comienza al final de esta, a partir del instante, que dejan a los dos criados y al burro abajo, y continúan los dos solos. El texto literal no nos proporciona ningún dato revelador, por eso debemos buscar alguna explicación que nos pueda ayudar a entender que fue lo que pasó en ese trayecto.

Hay un midrash, maravilloso que con muestra que en ese último tramo de la caminata fue el momento de mayor comunicación entre el padre y su hijo. Abraham (jesed) le transmitía las bondades de ser generoso y abrazar al prójimo; y al mismo tiempo Itzjak (guevurá) trataba de hacerle entender a su padre que también era necesario ser un poco más detallista y riguroso en varios momentos, para poder tener éxito.

Para terminar de contestar nuestra pregunta volvemos al principio de nuestra parashá (Breishit25:21)…”Vaihetar Itzjak la H´lenojaji shtók iacará hi” El texto nos dice que Itzjak le suplica a D´s por que su esposa era estéril y Hakadosh baruj hu lo escucha. Aquí está el momento de anulación personal de nuestro patriarca, suplicando por su esposa y mostrándonos su generosidad para con Rivka. Itzjak recordó es charla con su padre y mostro un gesto de jesed que saco desde lo más profundo de su ser.

Y finalmente logro esa elevación que generó, que ese D´s, que muchas veces nos parece tan distante y lejano, le dijera “Yo voy a estar con vos y te voy a bendecir

Por eso mis queridos amigos, que el mensaje que nos deja Itzjak nuestro Av nistar, es que esta buenísimo hacer nuestras tareas con devoción, prolijidad y rigurosidad, pero para completar el trabajo bien hecho debemos mostrar nuestra generosidad con todos aquellos que vinculan con nosotros en cada tarea. Ese equilibrio tan buscado, es el que nos otorgará la posibilidad que nuestros actos nos eleven, y en aquellos momentos en que necesitemos nosotros de la ayuda de otros, seamos escuchados y correspondidos. Sin duda que la vida nos presentará dificultades a lo largo del trayecto, pero como Itzjak Avinu nos mostró como debemos comportarnos para superar las dificultades de la mejor manera.

Ari A. Alster

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN