Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Parashat Koraj ¿cual fue el error de Koraj?

Koraj enfrenta a Moshe y a Aaron. Pero ¿Qué tiene de malo la declaración de Koraj?

“…¡Bastante para vosotros! Pues toda la asamblea, todos, son consagrados y en su seno está Adonai. Y ¿por qué os enaltecéis por sobre la congregación de Adonai?” (Números 16.3).

Suena bastante bien, más aún en nuestro tiempo en el que reconocemos que la autoridad reside entre la gente, y en particular todos reconocemos que la democracia es la mejor forma de organización de una sociedad.

Lo que dice Koraj , es como música para nuestros oídos, vivimos en una época en la  que no queremos ningún tipo de jerarquía, ni discriminación, ni privilegios.

Koraj parecía decirles a Moshe y a Aaron, basta de autócratas, basta de ponerse por sobre todos nosotros, también nosotros somos consagrados, Dios habita también entre nosotros.

Hay infinitas líneas de interpretación sobre qué motivó  a Koraj a actuar de esa manera. Una podría ser que quería más poder del que tenía, él era levita y quería aún más injerencia en la toma de decisiones. Otra posibilidad es que  tuvo  celos de sus primos y que todo se reduce a una lucha familiar simbólica. El también quería estar al frente, o mejor dicho aún más al frente del pueblo de Israel.

Otra línea de interpretación argumenta que el defecto de Koraj no fue enfrentar en primera instancia a Moshe, sino que después de armar la revuelta, rehuye de la discusión.

En la Torá después de las palabras de Koraj sigue hablando Moshe solo, sin una palabra de Koraj para refutar a Moshe o contraargumentar.

La secuencia es la siguiente (Números Capítulo 16):

Escuchó Moshé y cayó sobre su rostro. Habló a Kóraj y a toda su asamblea diciendo: “Por la mañana habrá de hacer conocer Adonai al que es de El, y al consagrado lo acercará a El ya aquél que elija acercará a El… (Versículos 4-5).

Dijo Moshé a Kóraj: “Escuchad ahora hijos de Leví. ¿Acaso es poco para vosotros que os haya distinguido el D’s. de Israel a vosotros entre la asamblea de Israel, para acercamos a EI?¿Para prestar servicio en el Tabernáculo de Adonai y para estar al frente de la asamblea, para servir ante ellos?… (Versículos 8-9).

Dijo Moshé a Kóraj: “Tú y toda tu asamblea estad ante Adonai, tú y ellos y Aharón, mañana. Y tomad cada uno su incensario y poned sobre ellos incienso y acercad ante Adonai, cada hombre su incensario -doscientos cincuenta incensarios-; y tú y Aharón cada cual su incensario”… (Versículos 16-17).

 Koraj después de iniciar la disputa, se esconde en la multitud, tira la piedra y esconde la mano. Koraj es de aquellos que lideran por medio de la disputa y no quieren enfrentar luego el conflicto dejado a otros esa tarea.

El Rebe de Izbitza toma un camino absolutamente distinto en su libro Mei Hashiloaj. En su primer comentario, quien fuera durante años la Javruta (el compañero de estudio) del Kotzker Rebe no habla, como es habitual en muchos de los comentaristas, del pleito de Koraj con Moshe.

En vez de analizar los aspectos externos, toma una línea más de índole psicológica  y elige un Midrash en el que se lo describe a Koraj viendo el futuro, en el que ve su gran descendencia y eso lo envalentona para desafiar el liderazgo de Moshe. Esto lo comprendemos de la conjunción de los textos que elige, primero del midrash y luego  del libro de Mishlei.

“Y tomó Koraj…” En el midrash, (Bamidbar Rabbah 18:17), vio que de él saldría una gran cadena de descendientes. Y por eso se atrevió a imaginar que era el mejor para Hashem Itbaraj, para el Dios exaltado, y por eso está dicho en el libro de Mishlei (Proverbios 27:1), “No te jactes del día de mañana; porque no sabes qué dará de sí el día¨, aunque la persona esté segura de que tiene esperanza, que no deposite su confianza en eso ya que desconoce cómo Hashem Itbaraj  conducirá  el presente (Mei Hashiloj Sección 1. Parashat Koraj).

Este comentario es casi una paráfrasis del dicho en español “el hombre propone y Dios dispone”. Koraj vio a su descendencia e interpretó que sería más importante que Moshe y en vez de permitir que la realidad vaya configurando su curso para cumplir con esa visión, quiso adelantar las etapas. Ahí entra el texto de Mishlei, ¡Cuidado! nadie sabe que le va a deparar ni siquiera el día de mañana.

Koraj vio el futuro, pero tal vez lo interpretó mal.

La Torá nos dice, “Ubnei Koraj Lo Metu – y los hijos de Koraj no murieron” (Números 26:11), ellos no tenían nada que ver con la revuelta contra Moshe, los hijos no deben pagar por el error de sus padres.

Inclusive en el libro de Tehilim leemos el Salmo de los hijos de Koraj, Tehilim 47, que tiene un lugar preponderante en la liturgia judía, se lee antes del toque del shofar en las mañana de Rosh Hashana.

Efectivamente Koraj tuvo la visión correcta, de él saldría una gran descendencia, su error fue pensar que eso lo hacía a él alguien especial y que tenía derecho a desafiar a Moshe.

Su error fue confundir el futuro con el lugar que él consideraba que le correspondía.

Rabino Alejandro S. Bloch

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.