Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Atentaron físicamente y quieren echar al perito médico de Gendarmería del caso Maldonado y Nisman

El hecho parece no tener repercusión en los medios nacionales, que no advierten el drama por la que está pasando desde hace más de cinco años y se han agravado desde el mes de marzo 2020, el Dr Gustavo Ariel Bursztyn Milberg, perito de Gendarmería Nacional y uno de los profesionales más reconocidos que integraron el cuerpo de especialistas interviniente en dos resonantes casos policiales: el caso Nisman, con el magnicidio nunca resuelto y la muerte de Santiago Maldonado, tras el ahogamiento de éste en la provincia de Chubut.

Si bien vamos a desarrollar el informe resumiendo la persecución y los atentados que ha sufrido el médico de G.N, digamos que Dr Gustavo Ariel Bursztyn Milberg (57) es médico, especialista en medicina legal y psiquiatría forense competencias profesionales obtenidas en la Universidade de Buenos Aires y Universidad Católica de Salta y técnico en Identificación Criminal, recibido en la Gendarmería Nacional Francesa e Israel. Habla 7 idiomas y está en Gendarmería Nacional desde 1991, actualmente con la jerarquía de Comandante Principal Médico.

Fue parte del salvataje y rescate de víctimas en el atentado contra la Embajada de Israel y en el atentado a la AMIA se desempeñó como médico legista, agregado a lo que ya dijimos, actuante profesional en el caso Nisman y parte de los 52 Peritos que intervinieron en el caso Maldonado.

Perseguido dentro de su propia Fuerza

OPI Santa Cruz entrevistó al Dr Bursztyn para saber qué le ha ocurrido en estos años dentro de Gendarmería Nacional y particularmente qué le ha sucedido a él con parte de la cúpula de esa Fuerza a partir de no aceptar convalidar torturas, corrupción y silenciar delitos, en el ámbito laboral en el que se desempeña.

“Todo empezó el 10 de marzo de 2020 cuando yo les informé a las autoridades del Comando de Región 1 de Gendarmería, del Operativo Fuerzas Federales de Gendarmería Nacional y a mis Jefes del Centro Asistencial Campo de Mayo de Gendarmería Nacional (Comandante General YAVORSKI, Comandantes Mayores Fernandez De Cieza y Gerez, Comandantes Principales Ritu, Arrua y Repetto), al Jefe de Turno y al Oficial de Servicio del Comando de Región 1 de Gendarmería, y al Oficial Actuante en las actuaciones sumariales de la ODT San Martín, todos de Gendarmería y a la fiscalía interviniente, UFI 16 descentralizada especializada en Narcotráfico de San Martín (Bs As) (Dr. Openheimer), la novedad de que en el examen médico-legal efectuado por mí a un detenido de nombre Luis Alberto Vazquez, denuncia la cual quedó radicada en la UFI caratulada “VAZQUEZ LUIS ALBERTO S/ INFRACCION A LA LEY 23.737 S/ TENENCIA DE ESTUPEFACIENTES”, Sumario Preventivo 19/20 registro ODT “SAN MARTÍN” (Instructor Alférez MORENO), este muchacho horas previas había sido detenido e ingresado en mi guardia constaté que presentaba lesiones superficiales visible que tal como lo pude comprobar eran compatibles con tormentos, incluyendo lesiones contusas complejas por arrastre en varios sentidos, se observaban golpes de puño, bastones, borceguíes e inclusive auscultando más al detenido, se podía constatar el posible pasaje de corriente eléctrica, sin que el hombre mostrara lesiones defensivas en muñecas, manos, brazos, etc”, dijo el perito que siguió describiendo las malas condiciones en la que llegó el detenido para ser examinado por él.

El Dr Bursztyn señaló que de su observación técnica profesional, lo que él veía en el cuerpo del detenido era incompatible con el relato de la prevención Sumaria de Gendarmería y con las declaraciones de los custodios del detenido (también Gendarmes) por cuanto las heridas presentadas en el cuerpo del detenido era indicativo de un delito de tormentos sobre una persona privada de libertad. “La gravedad de todo esto es que claramente los autores materiales de la tortura que se había cometido, eran los encargados de aprehenderlo y de custodiarlo; con lo cual la situación era sumamente grave y yo así lo reporté”, dijo el profesional a OPI.

“La normalidad de las actuaciones dentro de Gendarmería, debido a la gravedad de las pruebas que se exponían, hubiera justificado que se ordenara la inmediata detención y el pase a Disponibilidad de los autores materiales de esas torturas, el traspaso de las actuaciones sumariales y de la custodia de la víctima a otra Fuerza y que se ordenara el inmediato examen del detenido en el cuerpo pericial médico forense Departamental”, aseguró el médico agregando “Nada de eso se hizo y muy por el contrario, la UFI 16 mantuvo a la ODT SAN MARTIN de Gendarmería como responsable de la prevención sumarial. Y no solo eso, sino que los responsables de la prevención sumarial en Gendarmería intentaron lograr que por la fuerza yo les hiciera entrega de un informe médico precario que encubriera las lesiones del detenido, en contra de las órdenes recibidas de la Fiscalía y de sus mismos superiores, llegando incluso a recurrir a la intimidación física, para tratar de obligarme y falsificar documentación que denuncié ante la justicia y las autoridades de la Fuerza”, remarcó.

2020 un año no solo con pandemia

El 11 de marzo (2020) las autoridades de G.N. a quienes reporta el Dr Bursztyn le ordenaron por memorándum que diera explicaciones de por qué informó a la Fiscalía aludiendo tortura y el día 12 de marzo recibió por WhatsApp varios mensajes del Oficial Jefe de Gendarmería en Campo de Mayo, el Comandante “Indio” González, teléfono (+54 9 387 598-4903), un aviso indicándole que las autoridades del Comando de Región 1 de G.N. y la UFI 16 de San Martín, preparaban la Instrucción de Actuaciones Administrativas Internas, con el único sentido de perjudicarlo de manera personal. Lo acusaron por “Falta de lealtad”.

A partir de aquí este profesional, oficial superior de Gendarmería, comenzó a sufrir todo tipo de persecuciones y Bursztyn acusa directamente a las autoridades del Comando de Región 1 de G.N. y las resume en la instrucción irregular de actuaciones administrativas y disciplinarias a la que opuso firme resistencia, “actos de intimidación delictivos, como ser llamados telefónicos amenazantes, hostigamiento, llamar y cortar, tocar el timbre de mi casa de madrugada y no responder, la interferencia de mis comunicaciones telefónicas y escuchas telefónicas presumiblemente ilegales, el seguimiento ilegal a mi persona y a mis hijos y la vigilancia ilegal de mi domicilio y consultorio, la visita a mi consultorio de un supuesto agente de inteligencia que refirió cuestiones personales a las que solamente se puede acceder mediante escuchas telefónicas y que me efectuó en nombre de las autoridades de Gendarmería una propuesta ilegal, seguimiento a mi automóvil y demás circunstancias que me llevaron a solicitar custodia policial”, remarcó el médico.

A principio del mes de noviembre 2020, el abogado de Bursztyn, el Dr Luis Daniel de Urquiza, recibió dos balazos que obligaron su internación. Fue el abogado defensor del gendarme y quien lo acompañó en la cadena de denuncias que realizó el perito de Gendarmería en contra de sus propios superiores.

El médico de G.N reflexionó “Tengo la impresión de que me metí con el narcotráfico tolerado o en complicidad con Gendarmes y que banca la política de San Martin”.

Caso Maldonado

Consultado Gustavo Bursztyn Milberg sobre los coletazos del “caso Maldonado”, señaló que todos los abogados que fueron jefes de la Defensa Jurídica de Gendarmería durante el proceso, los hicieron retirar de la Fuerza. Entre elos mencionó al Comandante Principal Justicia Manuel Eduardo Barros, al Comandante Justicia Mauricio Castro y el proceso de forzar el retiro del Comandante de Justicia Gustavo Dalzone. “El único perito médico legista por la Defensa del Subalferez Echazu y de Gendarmería fui yo. Participó uno más como observador de la autopsia, pero no tuvo exposición pública y es amigo de Aníbal Fernández, Zannini y Capitanich y en algún momento fue médico presidencial de Néstor Kirchner”, indicó el entrevistado.

Nada es gratis

El Dr Gustavo Ariel Bursztyn ha sufrido dos atentados en los últimos años. En el año 2017, cuando se encontraba en un baño del edificio Centinela (Base central de Gendarmería Nacional), una persona desconocida le amartilló un arma en la cabeza y posteriormente, en el mismo edificio, fue empujado por las escaleras, sufriendo graves heridas que están registradas en fotos y videos, anexadas a las causas instruidas en la Justicia. De acuerdo al Perito, todo ello tuvo relación directa con el caso Nisman, donde cumplió tareas periciales y luego de hacerle saber a la conducción de la Fuerza, que tenía serios reparos respecto de la pericia que hizo Gendarmería Nacional sobre la forma en que murió el fiscal. Posteriormente lo mandaron de pase al Centro Asistencial Campo de Mayo, dependiente del Comando de la Región I Campo de Mayo a cumplir funciones claramente inferiores a su capacitación profesional.

De acuerdo a la documentación en nuestro poder, cedida por el médico legista ha presentado la siguientes denuncias en el fuero Federal y durante el año 2017

En el Juzgado criminal federal 10 secretaria 20 Causa 5984/2017, caratulada “NN s/ falsificación de documentos públicos”.

En el Juzgado de instrucción criminal y correccional federal 10 secretaria 19 Causa 12.714/2017 Damnificado Gustavo Ariel Bursztyn “NN s/ coacción amenaza y defraudación”.

En tanto el propio Bursztyn se presentó como denunciante y damnificado en el 2017 por la falsificación de su firma en NOVENTA Y TRES (93) informes medicolegales internos de Gendarmería y por la orden recibida en forma oral y escrita (PON 01/2017 “Funcionamiento de la Junta Superior de Reconocimientos Médicos y Asuntos Médico Legales“, de la Dirección de Recursos Humanos de Gendarmería, para que como Secretario, entonces de la Junta Superior de Reconocimientos Médicos y Asuntos Médico Legales de Gendarmería Nacional, la misma adecuara sus dictámenes y asesoramientos medicolegales a lo que para cada caso particular decidiera la ART Provincia Seguros, que había sido contratada por el entonces Director Nacional de Gendarmería.

Al mismo tiempo, al médico la titular de la ABNAC lo denunció por haber extendido cerca de 20 mil certificados aptos para Legítimos Usuarios de armas y la denuncia pública la hizo la entonces Directora de la Anmac, la abogada Natalia Gambaro, quien apareció diez minutos en el programa de Jorge Lanata, solo para decir que había denunciado por estafa a Bursztyn. Sin embargo, el 10 de enero del 2020 publicamos en OPI una nota donde se demostró que Gambaro mintió en aquel programa con Lanata y de hecho la justicia sobreseyó al médico por los delitos que la funcionaria le había imputado.

Bursztyn denunció por estafa agravada a los médicos de Gendarmería por retenciones ilegales en el Fondo de San Cosme y San Damián y también (como dijimos) por irregularidades en la pericia de Gendarmería en la causa Nisman.

Previamente a formular las denuncias penales en ese año 2017. En este punto el médico aclaró “llamé al número 0800 y envié correos electrónicos al Ministerio de Seguridad de la Nación, denunciando esos hechos y solicitando se me incorporara al sistema de protección Administrativa creado por ese Ministerio, pero jamás obtuve respuesta ni se me incorporó a ese sistema”.

El oficial Jefe de Gendarmería no dudó en señalar que tiene miedo de sufrir un atentado, tanto él como su familia, por cuanto tiene denunciada penalmente a la misma Ministro de Seguridad de la Nación, Licenciada Sabina Andrea FREDERIC, y altos Jefes de la Gendarmería Nacional (causas CFP N° 6725/2020 (Coirón N° 67184/20), caratulada “YAVORSKI, RUBÉN CARLOS Y OTROS S/COACCIÓN (ART. 149 BIS) Y ENCUBRIMIENTO (ART. 277) DTE: BURSZTYN, GUSTAVO”, radicados ante el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional de Tres de Febrero, Secretaría N°2 y su tramitación delegada en la Fiscalía Federal en lo Criminal y Correccional N°2 de San Martín y Causa CFP 9050/2020, Juzgado de Instrucción Criminal y Correccional Federal Nro. 10 “FREDERIC, SABINA Y OTROS S/ HOMICIDIO EN GRADO DE TENTATIVA Y AVERIGUACIÓN DE DELITO”.

“En un país donde se cometieron dos atentados terroristas y murió un Fiscal de la Nación pocas horas antes de hacer públicas las denuncias contra una presidente y nunca se llegó al esclarecimiento de nada, la vida de cualquier denunciante del poder y de la cúpula de instituciones como la nuestra, pende de un hilo y también la seguridad de su familia”, concluyó el Dr Gustavo Bursztyn.

Agencia OPI Santa Cruz.

Permitida la reproducción por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN

1 Comentario

  • Alberto Alejandro bagdadi
    Alberto Alejandro bagdadi

    P i c o l o t e. M e t o m u e e t o o c o m p l o t. H a s h e m. E j a d

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni