Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

“Erekat fue un terrorista que trabajó por la destrucción de Israel”

Yair Netanyahu, el hijo del primer ministro Benjamín Netanyahu, llamo un “terrorista que trabajó por la destrucción de Israel” al recientemente fallecido Saeb Erekat, secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y jefe negociador palestino, criticando a los periodistas que lo lloraron.

Varias figuras de la derecha criticaron a Erekat como partidario del terrorismo.

Ofir Sofer, un legislador del partido religioso de derecha Yamina, dijo: “Saeb Erekat elogió a los terroristas, abogó por un boicot al Estado de Israel e incluso fue uno de los promotores del libelo de sangre de la masacre de Jenin. ¿Cómo se puede decir siquiera la mitad de una buena palabra sobre él?

Esa fue una referencia al hecho de que en 2002, Erekat fue un propagador influyente de un informe falso de que el ejército israelí había masacrado a 500 palestinos en Jenin. De hecho, en la encarnizada lucha cuando las FDI entraron en el campo de refugiados de Jenin, desde el que se enviaban terroristas suicidas palestinos para atacar a israelíes, murieron entre 50 y 55 palestinos, la mayoría de ellos hombres armados, y 23 soldados israelíes.

Las acusaciones falsas difundidas por Erekat y sus colegas recibieron una amplia credibilidad y una inmensa cobertura en gran parte de los medios internacionales.

Por JG/RJ
Reproducción autorizada por Rado Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN

1 Comentario

  • ALBERTO JORGE SILBERSZTEIN
    ALBERTO JORGE SILBERSZTEIN

    Saeb Erekath era un enemigo de Israel (con las armas en sus tiempos en el liderazgo de Al-Fatah, y más tarde con sus argucias y falacias durante su etapa política y diplomática).
    Muy amigo de los países europeos que abogan por el BDS, de los ayatollahs iraníes y del dictador sirio, no era merecedor de la decisión política que se tomó de recibirlo y atenderlo en Israel.
    Por razones de “imagen internacional” ingresó ya medio muerto al Hospital Hadassah, donde las denodadas atenciones brindadas no pudieron revertir lo que se suponía que finalmente pudiera pasar y ocurrió… El medio finado dirigente palestino terminó muriéndose en un hospital israelí.
    Las autoridades israelíes quisieron mostrarse como “humanitarias”, y la jugada salió mal.
    Ahora Israel está expuesta a las opiniones que puedan verterse desde la ANP, la OLP, la dirigencia de Al-Fatah, el Movimiento BDS, los medios cooptados y los idiotas útiles de siempre.
    Cuánto daño se podría haber evitado Israel con NO HABER QUERIDO SER TAN CORRECTO.

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni