Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Rosas del Plata: remar después del cáncer por una vida plena

La Asociación civil Rosas del Plata es una Asociación que agrupa mujeres que padecieron cáncer de mama. Durante el mes de octubre, van a dar una serie de charlas para concientizar sobre el tema.

Hoy conversamos con Debora Teplitzky, sobre las mismas, y las actividades que realiza la Asociación Civil.

Nos cuenta que el eje es “remar en un bote especial que se llama “bote dragón”. Esto nace cuando un médico canadiense, hace unos cuantos años, descubrió que las mujeres que hacían la actividad física del remo en una de estas embarcaciones después del tratamiento y la recuperación del cáncer de mama, tenían una vida plena y activa mucho mejor que las que no la hacían, por lo cual esta actividad se empezó a difundir en el mundo.

“A la Argentina, nos cuenta, llegó en el año 2015, año desde el cual nuestro grupo rema en Tigre. Tenemos dos botes dragón chicos, en los que 11 mujeres reman de lado a lado, con un movimiento particular. No se requiere tener conocimientos de remo para integrar la asociación y el grupo. Simplemente se necesita tener ganas de hacer un cambio y de realizar actividad física. Cualquier mujer, de cualquier edad, puede remar; de hecho la diversidad hace la fuerza en el bote, es algo lindo y divertido”.

“En este momento de cuarentena estamos remando vía zoom. Nos juntamos dos o tres veces por semana para hacer actividad física y algo muy lindo es que, no solo nos reunimos con las chicas de Buenos Aires, sino que el zoom nos permite, los miércoles y viernes, hacer actividad física con un equipo londinense. Participan chicas de otros equipos del mundo y nos juntamos para mejorar nuestra salud por medio del deporte de remo en botes dragón.

La diversidad de personas en Rosas del Plata permite entender que la historia de cada una es completamente distinta y la forma en que en cada uno la encara es diferente”.

“En mi caso, explica, tenía 42 años cuando yo me descubrí el cáncer de mama, porque muchas mujeres de mi familia lo habían tenido, así que me controlaba todos los años por medio de una mamografía y una eco mamaria. Mi médica, con mucha cautela, me mandó hacer una prolongación axilar (todas las mujeres que están escuchando saben lo que es). Todos los que tenemos antecedentes de familiares de cáncer de mama, desde los 30 años nos tenemos que hacer una ecografía mamaria una vez por año y desde los 40, además una mamografía. De esta manera, se lograría una detección temprana, que es lo ideal y lo que Rosas del Plata promueve, es que todas las mujeres sepan que con un estudio anual van a llegar a detectar un mínimo, un milimétrico tumor, que en mi caso fue maligno a los 42 años e hice lo que toda mujer consciente tiene que hacer, que es entregarse a los médicos, escuchar cuál era el tratamiento y hacerlo a rajatabla. El año pasado terminé el tratamiento de hormonoterapia que dura cinco años y sigo en tratamiento de por vida, pues sabemos que el cáncer no es algo que tiene cura sino tratamiento y que, como el caso de mi abuela, que tuvo cáncer a los 60 años se puede vivir y lo hizo hasta los 95, cuando falleció como una persona mayor, de muerte natural.

En Rosas del Plata hacemos mucho hincapié en tener conciencia y hacer un control que es mínimo, hay que tomarse una hora una vez por año para hacerse un estudio y con eso llegar a una detección temprana. Este fue mi caso y es obvio que durante el tratamiento pasan muchas cosas por la cabeza de una persona. Cuando me hice la mamografía, como todos los años; y un día me dijeron que era maligno, me pasaron muchas cosas. La primera fue querer llegar al bat de mi hija, al bar de mi hijo y hoy estoy segura que también voy a llegar al casamiento de ellos.

“En Rosas de Plata hoy estamos concentradas en hacer entender que el cáncer no se toma un año de cuarentena, por lo que insistimos en que las mujeres acudan a la detección temprana. Los estudios hay que hacérselos en el momento, cuando corresponde. Y tengo que decir que todos los centros de salud, el Municipio de Tigre, con el que tenemos mucho contacto, el gobierno de la CABA y las empresas médicas de salud privadas, están absolutamente conscientes de su importancia”.

“En mi caso particular, agrega, acabo de hacerme la mamografía hace un mes. Se mantuvo la distancia social, tuvieron todo el cuidado al darme el turno para que a esa hora pudiera entrar sola directamente y salir sin cruzarme con nadie en el camino. Antes y después hacen una desinfección impresionante, dejando un tiempo para que se pueda ventilar el ambiente, y así es en todos los centros médicos””.

“Muchas mujeres tienen miedo de lo que pasa cuando se enteran y como dice nuestra presidenta “sí te toca que te toque a tiempo”. “Es lo mejor, lo más recomendable, no que te enteres cuando ya pasó un tiempo y estés con algunos síntomas. De una u otra manera entregarse a los médicos y a los chequeos es la mejor manera”.

Respecto de las vías de comunicación con la institución, dijo Debora:  “Para acercarse a nosotras, lo pueden hacer por las redes sociales:  @rosasdelplataba, @rosasdelplatatigre. Y si se pone en cualquier buscador @ rosas del plata ya aparecen nuestros facebook e instagram y ahí se deriva directamente a nuestro celular por whatsapp. Lo que tenemos muy interesante es que si se comunican con nosotras, hayan o no tenido cáncer de mama; o conocen a alguien que lo tuvo o quieren interesarse más sobre qué es una vida plena y activa nosotras, que somos un equipo de remo de mujeres que tuvo cáncer de mama, les decimos que cualquier mujer puede remar. Vamos estar haciendo charlas viernes y sábados durante el mes de octubre. En nuestras redes están todas las charlas: Una con el doctor Yani, otra con el doctor Loruso y una con la doctora Florencia Salort. Tienen que ver con nutrición, vida sana, cuidados y actividad física. En época de cuarentena mucha gente se dedica hacer a cosas que nunca hizo y dentro de esas cosas, queremos que agreguen el cuidado de la salud”, recomendó finalmente la entrevistada.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni