Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Israel volvió a clases: “La apertura de las escuelas es una decisión controvertida”

Conversamos con Jacob Israel sobre el inicio de las clases en el estado judío. La atención está puesta en lo que sucedió con el regreso a las aulas en el medio de la pandemia, cuando el país estaba teóricamente en un estado adecuado para la apertura y comenzó lo que hoy se ve como un rebrote.

Sobre lo que se ha aprendido de esa experiencia, dijo Jacob que “en las próximas 2 o 3 semanas veremos qué tal van los números, veremos si los profesores, los maestros y todo el sistema educativo aprendió la lección. Cuando se reabrieron las escuelas después del cierre comenzó, a finales de mayo, la segunda ola en Israel, una segunda ola que no termina y que, por lo visto, todavía no está en el pico más alto, un tema que ahora está en debate, pero esto lo dirá el tiempo”.

”La apertura de las escuelas es una decisión, dijo Israel, ciertamente controvertida, sobre todo por los expertos epidemiológicos, pero los resultados sobre si fue una buena mala o decisión, como siempre, se verán dentro de 3 o 4 semanas. Si los números se estabilizan podremos decir que fue una decisión exitosa, pues seguramente se me antoja difícil pensar que los números bajen.”

Respecto a que, además del comienzo de las clases, en apenas unas semanas llegarán las altas fiestas, Jacob refirió que “el cierre de Pesaj fue como los que se conocen más o menos en Europa y en América Latina, pero los políticos están tratando de darnos a entender que si va haber un cierre, no será tan agresivo, como prohibir las reuniones de familia y que las sinagoga podrán reunir a 10 o 20 personas. Todavía no hay una solución, pues los políticos y los expertos en la materia están esperando evaluar la evolución la curva con respecto a la apertura de los colegios.

Si vemos en 2 semanas, o sea 5 días antes de Rosh Hashana, que los números se están disparando seguramente habrá un cierre total. Si se estabilizan van dar la oportunidad de que estén abiertos y ya veremos que hacer 10 días después, para Iom Kipur. En otro orden de cosas, ante el tema que Israel ha delimitado zonas, algunas de las cuales están más complicadas que otras dijo Jacob que “el pasado domingo se aprobó el plan de lucha contra el coronavirus, que consiste en que las limitaciones serán impuestas en función del color de la ciudad; las de color verde podrán disfrutar de un mayor grado de libertad, ampliándose el número de personas que pueden congregarse al aire libre y en lugares cerrados, aunque por ahora no hay ninguna ciudad que sea verde. Las ciudades de color naranja serán muy supervisadas y si bien no se les impondrá ninguna limitación extraordinaria, tampoco podrán disfrutar de las ventajas de las ciudades verdes y las de color rojo, que por ahora son 23, debido al aumento de casos, sufrirán limitaciones extraordinarias que pueden llegar incluso a la cuarentena general. En esas 23 ciudades el sistema educativo no ha comenzado. Solemos decir que 2.5 millones estudiantes han iniciado ya el curso, pero son en realidad 2.4, pues 100000 estudiantes pertenecen a estas 23 ciudades, hijos en su mayoría árabes, judíos ultraortodoxos y a un par de comunidades judías que no son ultraortodoxas”. Ante la posibilidad que protestas, como fue en su momento en B’nei Brak y aperturas inconsultas en comunidades ultraortodoxas dijo “yo entiendo que los medios de comunicación deben informar, pero en el fondo, por ahora, tengo entendido han sido 3 escuelas las que han abierto, por lo que no creo que sea un problema general. Lo preocupante es que la policía tendrá que tomar cartas en el asunto aunque supongo, hasta lo que tengo entendido, que no es un problema similar al de Betar Lid, siempre soy optimista y espero que no haya, digamos, una revolución.

En Bnei Brak, durante la primera a la primera ola se tomaron buenas medidas y la población colaboró con el ejército de Israel que les proveía de comida y de lo que les era necesario, pues fue la primera ciudad que sufrió un cierre en Israel. Estas 23 ciudades pueden ser un buen simulacro para ver cómo van a reaccionar ante lo que, yo estimo, puede llegar a ser un inminente cierre de de los colegios si sube la curva. Pero la sociedad israelí es demasiado compleja como para poder hacer vaticinios sobre si va a haber una a una revolución, lo que sí que sé es que en función del monopolio; la policía y los cuerpos de seguridad, están ahí para solventar cualquier tipo de potencial problema” concluyó Jacob Israel.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni