Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

De Dubai a Jerusalem

Israel es en cierto sentido “nuestro lugar en el mundo” como judíos. Cuando me hice adulto y adquirí cabal noción de tiempo y espacio, aun cuando llegar a Israel se hizo mucho más corto, empecé a darme cuenta cuán remoto estaba, cuán arrinconado, y cómo de algún modo esa era la última frontera (de un judío). Excepto desde el mar, casi no se llegaba a Israel. No en vano, veíamos los grandes aviones llegando por sobre el centro de Tel-Aviv, a minutos de aterrizar. Israel era el final de un camino. Israel nunca fue un hub, siempre fue un destino (como metáfora del Sionismo, no está mal).

De un día para otro, ahora puedo imaginar un vuelo hacia el Este. Un vuelo que sobrevuele un desierto, no el Mediterráneo, y que acerque a Occidente ese Oriente Medio tan hostil y ese Lejano Oriente tan remoto. Lo estoy imaginando y pensando como si yo estuviera frente a mi viejo mapamundi, como si fuera un niño. Porque aunque Israel tiene hace ya muchos años tratados de paz con Egipto y Jordania, lo que estos tratados permitieron fue cerrar un origen de confrontación; pero el acuerdo con los EAU abrirá las puertas del tesoro de Ali-Babá, aun si con sus cuarenta ladrones: la normalidad.

Con el acuerdo, si se sumara Arabia Saudita, permitiría por primera vez en la historia moderna una masa de tierra continua en paz desde el Mediterráneo hasta Golfo Pérsico. No sólo es una visión estratégicamente muy potente, sería una realidad humana que hasta hace pocos días no podíamos haber imaginado. Sería una pena que los palestinos queden por fuera de esta ecuación.

La Tierra se ha vuelto más redonda para Israel, y también para los judíos. Si siempre fue un centro espiritual, un centro político e institucional desde su fundación, hoy ha quedado ubicado, en su conexión con los EAU, como un centro geográfico.

Desde este rincón del mundo en el Río de la Plata, desde donde podemos manejar hasta dónde alcance el continente, celebro que las fronteras se abran e Israel esté un poco menos sola en el vecindario.

Por Ianai Silberstein

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni