Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

¿Cuál es la altura de la alta comisionada?

La opinión (pública y profesional) tiene el legítimo y democrático derecho de analizar y expresar en voz alta lo que pueda creer sobre hechos que eventualmente puedan ocurrir. En ese contexto, hay en el tapete discusiones de todo tipo en los medios de difusión y en otros niveles de la sociedad civil sobre que podría suceder con el status quo en Medio Oriente entre palestinos e israelíes.

Y en estos días, el tema que todos veían delante de sus ojos era qué iba a suceder con territorios en disputa entre israelíes y palestinos, porque hay anuncios pendientes del gobierno israelí sobre cómo dar status jurídico a zonas que Israel tiene desde 1967.

Israel mencionó la fecha del 1 de julio para iniciar un proceso, y desde ese momento no se originaron debates serios sino una sentencia: apareció la palabra anexión y el mundo se quiso olvidar de la pandemia, la recesión, el desempleo, la nueva ola de contagios y el futuro del planeta cada día más incierto, para intentar centrar en medios políticos y de difusión el tema de una “anexión israelí”. Difícil anexionar territorios en disputa. Pero hay responsables internacionales que hablan de paz y hacen muy poco para que la palabra paz tenga algún significado. Y lanzan su retórica sin importarles dónde conduce. Y un conflicto de dos partes, se convierte en crimen y castigo para uno solo.

Este lunes, la Alta Comisionada de DDHH de la ONU, ex Presidenta de Chile, Michelle Bachelet dijo textualmente:” La anexión de Cisjordania es ilegal. Punto. Cualquier anexión. Ya sea el 30 % de Cisjordania, o el 5%. Insto a Israel a escuchar a sus propios ex altos funcionarios y generales, así como a la multitud de voces de todo el mundo, advirtiéndole que no proceda por este peligroso camino”.

La Alta Comisionada, el Consejo de DDHH y varias agencias de la ONU han tomado desde hace mucho tiempo por un peligroso camino, para usar expresiones de Bachelet. ¿Quién está frente a Israel? ¿Nadie? ¿Algún Estado? ¿O acaso una Autoridad Palestina que paga cifras astronómicas a las familias de quienes hayan asesinado civiles israelíes? ¿O acaso el terrorismo de Hamas que mientras hace un año lanzaba 600 cohetes contra civiles israelíes y asesinaba a varios, mantenía la impunidad del silencio del Consejo de DDHH? El peligroso camino es el que recorre la Alta Comisionada que divide su micro mundo en blanco y negro, en buenos y malos, en lugar de hacer honor a su cargo y decir en voz alta que si hay dos partes en un conflicto, hay que hablar de los dos.

La Alta Comisionada, en su larga exposición ,también dijo:“Como muchos otros han señalado, cualquier intento de anexionar parte del territorio palestino ocupado no sólo perjudicará gravemente los esfuerzos por lograr una paz duradera en la región, sino que es probable que afiance las graves violaciones de los derechos humanos que han caracterizado el conflicto durante décadas”.

Veamos Sra. Alta Comisionada. Primero, no hay ningún territorio palestino anexionado. Hay territorios en disputa que Jordania perdió en 1967.Y los acuerdos de Oslo determinan que los territorios A y B están bajo gobierno de la Autoridad Palestina y el C, de esos territorios que Jordania después de 1967 nunca reclamó están en posesión de Israel, Así que no se puede anexionar lo que no es anexionable. Es tan de Perogrullo como para que usted no lo admita y lance una diatriba muy incitadora, diciendo que está en peligro la paz. ¿Cuál paz? ¿Qué la Autoridad Palestina no reconozca el diálogo entre partes y apoye al terrorismo? ¿El terrorismo de Hamas apoyado y financiado por Irán sobre el cual Usted no dice nada? ¿Los discursos de odio de Irán diciendo desde el podio de Naciones Unidas sin que usted haga observación alguna, que Israel debe desaparecer de la faz de la tierra? ¿Esa es la paz que Usted cree están en peligro?. Curiosa forma de definir la paz.

Segundo. Usted dice que se pueden agravar las violaciones a los derechos humanos. Las violaciones a los derechos humanos que se cometen en Gaza bajo la dictadura de Hamas, en la Autoridad Palestina bajo un Presidente que nunca va a llamar a elecciones, en Siria ,donde en los últimos diez años se han violado tantos derechos humanos que no cabe en la mente humana tanta perversión, todo ello es gracias a la impunidad que dan organismos como el Consejo de DDHH, que tiene dos gastos descomunales: el costo del mantenimiento de retórica sin valor y los estipendios de funcionarios que repiten discursos que quedan enterrados en cajones y papeleras.

La Alta Comisionada, de acuerdo a la versión original de su discurso de este lunes pasado, señaló que le preocupa que “la más mínima anexión provoque un aumento de la violencia y la pérdida de vidas”. ¿Dónde estaba Usted la semana pasada cuando se lanzaron cohetes contra la población civil desde Gaza? ¿Y la anterior? No se precisa ninguna retórica sobre territorios en disputa para que los civiles israelíes tengan que correr a los refugios una semana sí y otra también desde hace años. ¿A esa violencia es a la que Usted le teme?

La prédica desde su Oficina y desde el Consejo de DDHH, lejos de contribuir a la paz y al diálogo, alienta extremismos en varias partes del mundo que sólo pueden llevar a violencia antisemita,
En Chile, donde Usted fue Presidenta, un grupo de caras conocidas de la televisión y otros medios, hizo un video anunciando la presunta anexión del 1 de julio que por ahora no fue y en el extenso y agresivo relato, incluye falsedades y muy peligrosas incitaciones.

En el video se dice que “Israel va a anexar territorio palestino”. Falso. La Directora de Semanario Hebreo Ana Jerozolimski lo contesta muy claro: Ante todo, la supuesta definición de la zona como “territorio palestino” no está basada en el Derecho internacional. Nadie determinó que eso es territorio palestino, salvo los palestinos mismos y quienes les apoyan. Es territorio en disputa, que estuvo durante 500 años gobernado por el imperio Otomano, luego por el Mandato Británico, luego ocupado por Jordania y luego fue conquistado por Israel. De hecho, en la conferencia de San Remo, de la que se cumplieron hace poco 100 años, se determinó que ese territorio sería parte de un Estado judío.

No tenemos ningún motivo para desdecirnos de lo que ya dijimos y escribimos hace dos semanas. En tiempos de pandemia creciente, y por ende, de grave crisis planetaria, los movimientos políticos que necesitan debate y discusión, deben esperar, porque todos los contextos son desfavorables: emergencia sanitaria de larga duración, parálisis productiva mundial, aumento de desempleo y pobreza. Y ese contexto no tiene excepciones. Hoy, el coronavirus rebrota en ciudades israelíes, en la Autoridad Palestina,y Gaza ahonda su situación de calamidad.
Pero que no sea el momento de tomar determinadas medidas políticas no inhibe a que el Secretario General de Naciones Unidas, la Alta Comisionada de DDHH, y sus entornos, tengan que estar a la altura. Hoy, vuelven a estar lejos, y con ello, dejan otra vez más la acción política real en manos de los que tienen veto. Así que ya sabemos: los que hablan, hablan; los que actúan no hablan. Duro futuro por delante.

Por Eduardo Kohn

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

1 Comentario

  • Claudio Revesz
    Claudio Revesz

    Excelente artículo de Eduardo.

    Este podría ser transformado en una carta al director del periódico El Mercurio de Chile.

    Responder
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni