Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

La pandemia nos ha desafiado a revisar el tema del liderazgo

La pandemia nos ha desafiado a revisar el tema del liderazgo en todos los niveles, desde el político nacional o local hasta liderazgos corporativos, gremiales, o no formales.

La pandemia no solo desafía el concepto sino que desafía al liderazgo mismo, al acto de liderar. Las decisiones tomadas pueden resistir cualquier análisis pero pueden sucumbir ante el virus; de hecho, sucede más frecuentemente de lo que quisiéramos admitir.

En Uruguay, hace dos semanas estábamos hablando de “Cero casos” y salir del status de “emergencia sanitaria”, pero al día de hoy los casos siguen apareciendo y hay un foco todavía activo en Treinta y Tres, al noreste del país, así como casos aislados que van apareciendo aquí y allá. El liderazgo hoy se expresa no vencer el virus, sino en dominarlo; hay una diferencia profunda entre una situación y otra. Hasta hace dos semanas en Uruguay pensábamos, todos, que como consecuencia de un liderazgo firme y acertado y una responsabilidad ciudadana casi ejemplar acorde, la lógica nos devolvería el éxito. No fue así: El Covid19 ha puesto a prueba la lógica y lo esperable. De un liderazgo exuberante, hemos pasado a uno más sobrio; liderazgo al fin, pero las diferencias no por sutiles, dejan de ser significativas.
La semana pasada y la anterior compartíamos con la audienia de Radio Jai acerca de la vida comunitaria en forma presencial. Cuando se acordó el protocolo para la primera ceremonia religiosa, pensábamos que esta etapa sería un trámite y que pronto estaríamos en franco proceso de “normalización”. A  solo dos semanas de aquel Kabalat Shabat ,estamos tratando de perfeccionar esta doble modalidad: Presencialidad y virtualidad, ambas acotadas. Nadie se anima a siquiera esbozar certezas de aquí a un mes, o dos. Rosh Hashaná y Iom Kipur no son más que escenarios posibles; lo único seguro hoy, es que lo que siempre ha sido, este año ya no será.
Del mismo modo que los países deben procesar y ordenar sus prioridades regidos por un criterio determinado (la “famosa” dicotomía salud-economía, por ejemplo), así las organizaciones tienen que actuar en forma acorde. Mientras en los Estados Unidos recién se discute en la opinión pública la pertinencia del uso del barbijo, y consecuentemente el país está sumido en un caos y una crisis sin precedentes, en Uruguay se mantiene en un alto nivel de adhesión a las prácticas recomendadas. El liderazgo errático lleva al caos, pero el liderazgo férreo tampoco garantiza el éxito. Más allá de condicionantes demográficas y sanitarias fundamentales y determinantes, el “diálogo” entre líderes y liderados es uno de los factores más importantes para controlar o minimizar los efectos de la pandemia. La politización de la pandemia retrasa los procesos, los dificulta, o directamente los sabotea. Está bastante claro que los países que han sucumbido al uso político grosero de la pandemia están peor que al principio.
Hace dos semanas leíamos en la porción de la Torá acerca de los espías enviados por Moshé a explorar la tierra, el futuro. Ojalá pudiéramos enviar espías a que nos cuenten el futuro; quien crea que puede hacerlo, peca de soberbia. Esta semana que pasó leímos acerca del impulso de liderar espontáneo pero egocéntrico de Koraj, que termina consumiendo, literalmente, a una masa humana. Este Shabat nos tocará leer, en Jukat, acerca del fatal error de Moshé al golpear la piedra en lugar de hablarle para obtener agua, asumiendo un tipo de liderazgo explícitamente censurado por Dios. Por razones de calendario también leeremos, en Balak, acerca de liderazgos fallidos discurso mediante. La Torá está llena de plagas, pestes, contaminación, impureza, y purificación, así como de liderazgos sublimes y otros mezquinos, pero todos profundamente humanos. Hacía cien años que la Humanidad no enfrentaba una peste y seguramente el Corona nos ha puesto a prueba como pocas veces sucede en la Historia. Con los recursos que contamos hoy, no hay excusas para no estar a la altura de los acontecimientos.

Por Ianai Silberstein

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni