-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Jack Traimel, sobreviviente de Auschwitz, pionero de la computadora personal, creador de la pc commodore y los videojuegos Atari

Fue un empresario estadounidense, nacido en Polonia, famoso por crear la primera computadora personal (PC) Commodore 64 y Commodore Amiga. Después fue presidente y CEO de la compañía de videojuegos Atari Corp. Estuvo en Auschwitz y otros campos de concentración nazis y sobrevivió. Su computadora Commodore puso la computación al alcance del público general. Quiso fabricar un ordenador accesible para el gran público, no un producto exclusivo para las clases más pudientes. Y con esa filosofía Jack Tramiel creó la computadora con forma de teclado Commodore. También tuvo un rol relevante en la compañía pionera en el mundo de los videojuegos, Atari. La historia de este gigante del mundo de la informática es un testamento de lucha por la supervivencia.

Jack Tramiel (Idek, Jacek, Trzmiel, Trzmiel significa “abejorro”) nació en 1928 Łódź, Polonia, dentro de una familia judía. Después de la invasión Nazi en 1939, su familia fue llevada al gueto de Łódź, donde trabajó en una fábrica de ropa. Cuando los guetos fueron liquidados su familia fue enviada al campo de concentración de Auschwitz. Fue examinado personalmente por el Dr. Mengele y elegido para un grupo de trabajo, después del cual él y su padre fueron enviados al campamento de trabajo Ahlem cerca de Hanover, mientras su madre permaneció en Auschwitz. Como muchos otros reclusos, su padre fue reportado que murió de tifus en el campo de trabajo. Sin embargo, Tramiel cree que fue asesinado con una inyección de gasolina. Tramiel fue rescatado del campamento de trabajo en abril de 1945 por la División 84 de Infantería.
En noviembre de 1947, Tramiel emigró a los Estados Unidos y pronto se alistó en el ejército. donde aprendió a reparar equipos de oficina, incluyendo máquinas de escribir.

El oficio le llevó después a abrir una tienda de reparaciones de maquinaria en el Bronx neoyorquino, que bautizó con el nombre de Commodore Portable Typewriter.

Corría el año 1953; en aquel establecimiento se dibujó un episodio crucial en la historia de la informática personal. De reparar y vender máquinas de escribir, Tramiel pasó a fabricar calculadoras y, un cuarto de siglo después, en 1977, lanzó el primer ordenador personal. Su figura nunca fue tan popular como la de Steve Jobs, de Apple, o la de Bill Gates, el cofundador de Microsoft. De hecho, le hacía feliz que nadie le conociera, aunque su compañía cotizaba en Bolsa desde 1962.

El Commodore 64 llegó al mercado en 1982. Se convirtió en la computadora más vendida de la época. Costaba casi la tercera parte que el de IBM, y era más potente

De los suburbios en Nueva York llevó la compañía a Silicon Valley, la cuna de sector tecnológico. La Commodore 64 llegó al mercado en 1982 y se convirtió en la computadora más vendida de la época. No en vano su precio era casi la tercera parte que una PC de IBM, su competidor directo, que además era bastante menos potente.

Tramiel fue el cofundador del Museo del Holocausto, el cual abrió en 1993. Fue, junto con muchos otros supervivientes del campo de trabajo de Ahlem, localizado por el veterano del ejército de los Estados Unidos Vernon Tott, que estuvo en la división 84 de infantería que rescató a los supervivientes del campo y que había tomado y guardado fotografías de al menos 16 de los supervivientes hasta 2003. Tott, quien murió de cáncer en 2003, fue personalmente conmemorado por Tramiel con una inscripción en uno de los muros del Museo del Holocausto que reza “A Vernon W. Tott, mi liberador y héroe”.

Jack Tramiel se retiró y vivió en Monte Sereno, California, con su esposa Helen, con la cual se casó en 1947 un poco después de su inmigración de Polonia. Murió el 8 de abril de 2012 de un ataque al corazón a la edad de 83 años.

Artículo cedido a Radio Jai por el grupo de Facebook “PERSONALIDADES JUDÍAS DE TODOS LOS TIEMPOS”

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni