-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

“El 1 de Julio es el día D en Israel”

La realidad no es unívoca, más bien prismática y, desde el negro al blanco, varias son las tonalidades de grises. Conviene tener esto en cuenta cuando abordamos las circunstancias de la actualidad dinámica sea para gestionarla a nivel individual donde no está mal que tengamos estrategia y sentido de la oportunidad y mucho más aún, si protagonizamos el liderazgo en el colectivo de un Estado –nación dado que nuestras decisiones afectarán a muchos sino a todos.

De ahí la importancia de analizar la realidad más que puntualmente desde las coyunturas que enriquecen o empobrecen los contextos. Hablamos de la combinación de hechos y factores que caracterizan una situación en un momento determinado, ejercicio crónico de quienes saben que el país no se puede detener.

Preocupados por asuntos globales y locales, nos comunicamos con Henrique Cymerman, periodista destacado de Israel que nos pone al día respecto del estado actual de la pandemia y nos cuenta que el mercado israelí ya ha retornado a la normalidad en un setenta por ciento y lo único que no está abierto al momento presente, son los vuelos. El aeropuerto prácticamente no tiene vuelos y sólo continúan llegando aquellos israelíes que deciden volver al país y deben hacer la cuarentena. Se está pensando en la reanudación total de los vuelos a partir del primero de Agosto “pero habrá que ver los resultados hasta ese entonces” nos dice Cymerman. También que los cines, los teatros y los trenes no están funcionando y hay bastantes protestas de parte de ciertos sectores de la población pero lo demás está todo abierto “con una nueva rutina, con medidas de seguridad bastantes fuertes, creo que el hecho de que haya en este momento más de cien personas infectadas cada día, hace que el tema de las máscaras se tome más en serio y el distanciamiento social también y las medidas de higiene que es este triunvirato que es conocido hoy en todo el mundo” agrega.

Se sabe que una de las poblaciones más afectadas son los trabajadores extranjeros que hay en Israel, la mayoría de ellos son africanos, algunos de ellos sin estatuto formal, legal y que viven en zonas del sur de Tel Aviv en barrios con alta densidad poblacional y esto genera mucha preocupación y medidas pero lo que está gravitando es la gran pregunta de si va a haber o no una segunda ola y el Estado de Israel se está preparando para el peor escenario posible más allá de que eso ocurra o no nos aclara.

Pero no es el coronavirus el único tema que ocupa la conciencia colectiva del israelí sino también el escenario geopolítico y el entorno del debate “ a varias bandas” como lo apoda Cymerman y se refiere a por un lado, en el gobierno de Unidad Nacional de Israel que tiene una discusión importante en su seno, parte de la cual no trasciende y cuyos protagonistas son el primer ministro Benjamín Netanyahu y el posible sustituto, dentro de dieciocho meses, Benny Gantz, discusión que también involucra al ministro de defensa y también al ministro de relaciones exteriores, Gabi Ashkenazi.

Cymerman se refiere al debate de lo que Israel puede hacer “repescando algún elemento del programa de paz de Trump y la repercusión que eso pueda tener tanto en el futuro del gobierno, “si es que va aguantar el gobierno o vamos a tener elecciones anticipadas como resultado de la decisión de anexionarse partes de Judea y Samaria, dónde serían estas anexiones si se produjeran. ¿Serían en el valle del Jordán o serían quizás dentro de algo que tiene un poco más de consenso en la sociedad israelí que son los llamados tres bloques de asentamientos y que quizás podrían provocar una reacción más suave por parte de la autoridad palestina y sobre todo de Jordania?”- reflexiona Cymerman.

Se refiere también a los 480 km de frontera que tiene Jordania con Israel cuando opina que tanto la autoridad palestina como Jordania juegan un papel muy importante en lo que respecta a la seguridad de Israel y que “hoy por hoy amenazan a poner fin al tema de la colaboración en temas antiterroristas con Israel y de hecho ya se están viendo algunos signos de eso y es muy preocupante porque parte de la seguridad que Israel goza en estos últimos años, se debe a esta cooperación tanto con los palestinos frente a Hamas y a algunos grupos islamistas terroristas y frente a Jordania que tiene una frontera con Irak y que, de alguna manera, aporta a Israel un trasfondo estratégico muy importante allí” dice y agrega que ve dos escenarios, uno optimista de quienes quieren avanzar con la anexión y que piensan que no ocurriría nada muy trascendental dado que el mundo está muy ocupado con la pandemia, además está cansado del conflicto israelí-palestino, además está concentrado en otros conflictos en Medio oriente como el de Irán, como la guerra entre los sunitas y los chiítas.

Los mismos que opinan que Trump lo está haciendo por motivos electorales, buscando el apoyo de los evangélicos que lo necesita y según este pensamiento optimista, reitera Cymerman, no ocurriría nada más trascendente excepto que Israel aprovecharía que Trump esté en la Casa Blanca, lo que está asegurado hasta Enero de 2021 más allá de lo que pueda ocurrir en las elecciones de Noviembre del año en curso.

Y otro escenario pesimista que opina que esto puede provocar una vuelta del terrorismo a las calles de Israel, de enfrentamientos, que quizás el ejército deberá enfrentarse a miles de palestinos protestando por las calles y se podría dañar el acuerdo de paz entre Israel y Jordania, así como también el proceso de acercamiento gradual entre Israel y los países del Golfo Pérsico, en especial se refiere a Arabia Saudita y a los Emiratos Árabes Unidos y podría haber, incluso sanciones de la Unión Europea hacia Israel y la posible imposición a los ciudadanos israelíes de necesidad de visados e investigaciones en el tribunal de La Haya contra oficiales y soldados israelíes por acciones en Judea y Samaria.

Y por último, se formula la gran pregunta referente a qué pasaría si en E.E. U.U. las elecciones las ganara Joe Biden que es un hombre que se opone a la anexión y está por la existencia de los dos Estados.

“Toda una serie de interrogantes y falta muy poco porque el día D es el 1 de Julio”-dice Cymerman. A esta pregunta le suma otra y es si Netanyahu quiere llegar a la rotación o no en el cargo de primer ministro tal como fue previsto para dentro de dieciocho meses o prefiere hacer caer al gobierno con algún pretexto, sea la anexión o el presupuesto nacional en marzo próximo dado que las encuestas arrojan que él ganaría las elecciones con amplia mayoría y ése es uno de sus grandes dilemas en un momento en el que se enfrenta un juicio por corrupción.

Dra. Gabriela Fernández Rosman para radio Jai.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni