-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea -

El primer ministro en funciones Benjamín Netanyahu es enjuiciado por corrupción

Una nueva página en la historia de Israel se abre hoy domingo, con inicio del juicio contra el primer ministro, Benjamín Netanyahu, quien ha pasado a ser el primer jefe de gobierno del país en enfrentarse durante su mandato a cargos penales por corrupción.

Menos de una hora antes del comienzo del juicio del primer ministro Benjamin Netanyahu, miles de manifestantes se reunieron, tanto a favor como en contra de Netanyahu, frente a la residencia del Primer Ministro en la calle Balfour y cerca del tribunal de distrito de Jerusalem.

En un video publicado por Kan News, los manifestantes de la oposición fueron vistos abriendo una botella de champán, en celebración del tan esperado inicio del juicio.

Después de 17 meses de una crisis electoral en la que se jugó su “supervivencia política”, Netanyahu acude al tribunal del distrito de Jerusalem para una nueva batalla, esta vez judicial, para evitar la prisión y salvar su reputación.

Netanyahu está acostumbrado a sentar precedentes: Primer jefe de gobierno de la historia de Israel nacido después de la creación del país  y el que más tiempo ha ocupado el cargo de Primer Ministro.

Antes de él, Ehud Olmert fue acusado de corrupción, pero su enjuiciamiento ocurrió después de haber dimitido como Primer Ministro.

Olmert fue declarado culpable de aceptar sobornos y pasó 16 meses en la cárcel.

Algo que trata de evitar Netanyahu, de 70 años, acusado de haber recibido puros, champán y joyas por valor de 700 mil shekels (197 mil dólares) de personas adineradas a cambio de favores financieros o personales.

Según los investigadores, Netanyahu también intentó obtener una cobertura mediática favorable en el periódico Yediot Aharonot.

Pero sobre todo, la Justicia sospecha que concedió favores gubernamentales que podrían haber hecho ganar millones de dólares al jefe de la compañía israelí de telecomunicaciones, Bezeq, a cambio de una cobertura mediática favorable en uno de los medios de comunicación del grupo, el influyente sitio web Walla.

De los tres casos por los que será juzgado, este último es el más explosivo y quizá también el más complejo.

“En los casos tradicionales de corrupción, todo gira en torno al dinero (…) pero aquí se trata de corrupción para obtener una cobertura favorable en la prensa. No tiene precedentes”, afirma Amir Fuchs, investigador del Instituto democrático de Israel, un centro de investigación en Jerusalem.

¿Cómo probar los favores en la prensa? “No es sólo ofrecer una cobertura favorable (a Netanyahu), decir cosas buenas sobre él (…) sino concederle un control editorial absoluto sobre los textos y las fotos específicas”, detalla.

Después de meses de suspenso, el fiscal general, Avichai Mandelblit, acusó a Netanyahu en noviembre de 2019, lo que sus detractores consideraron una “sentencia de muerte política”.

Pero Netanyahu logró mantenerse a la cabeza del partido, terminar primero en las últimas elecciones legislativas, negociar un acuerdo de reparto de poder con su rival Benny Gantz y, así, seguir siendo Primer Ministro.

Su juicio debía comenzar a mediados de marzo, pero por la crisis del COVID-19 lo aplazó al 24 de mayo.

Los abogados de Netanyahu pidieron que no tuviera que apersonarse en la apertura, el domingo por la tarde, de un juicio que podría prolongarse meses o incluso años, en caso de apelaciones.

Pero el tribunal confirmó en los últimos días que el Primer Ministro deberá estar presente en la vista judicial, aunque sea técnica, con la lectura de las acusaciones retenidas contra él. “Una persona sólo puede ser juzgada por acusaciones penales en su presencia”, insistieron los magistrados.

En Israel, el primer ministro carece de inmunidad judicial, pero a diferencia de otros cargos electos y funcionarios, no tiene que dimitir o retirarse durante el juicio.

Según Yuval Shany, profesor de derecho de la Universidad Hebrea de Jerusalem, Benjamin Netanyahu se encontrará en una situación de “conflicto de intereses” porque será a la vez “jefe de gobierno y por lo tanto responsable de un número considerable de decisiones que pueden afectar a la vida de las personas” y “acusado en lucha contra las instituciones gubernamentales que lo procesan”.

Como consecuencia de ello estaría en la posición de dirigir un gobierno, pero también de debilitarlo, y la población puede preguntarse si tomará decisiones por el bien del país o como primer ministro acusado, señala Shany.

Después del primer día de juicio, los tres jueces del Tribunal de Jerusalem elegidos por la Corte Suprema para este caso inédito podrán pedir al Primer Ministro que asista a varias vistas judiciales.

Netanyahu se declara inocente y denuncia un complot urdido por la Justicia contra él pero podría, en cualquier momento antes del veredicto, “negociar una pena” con el fiscal, como autoriza la legislación israelí.

Los abogados del Primer Ministro Benjamin Netanyahu solicitaron una fecha de inicio del juicio para la primavera de 2021 el domingo.

Micha Feitman dijo que necesitarían dos o tres meses solo para saber cuál sería su estrategia de prueba. Después de eso, presentarían mociones previas al juicio para buscar la absolución sin testigos y mociones para atacar las demandas de la fiscalía para mantener algunos documentos confidenciales, dijo.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

1 Comentario

  • Juan
    Juan

    Un Primer Ministro acusado y que insiste en seguir en el cargo es un acto de corrupcion y de ego demasiado inflado. Que recuerde que tambien a Napoleon le llego el Waterloo…

    Responder
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni