-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Ventajas de la educación a distancia

La educación en línea no puede reemplazar a las escuelas en los contactos humanos multisensoriales entre profesores y estudiantes y entre ellos en el espacio escolar, ni tampoco las actividades deportivas, talleres y laboratorios que impliquen “meter la mano”. Pero la educación en línea sí supera a la presencial en los aprendizajes relevantes para el mundo virtual y globalizado. Puede proporcionar acceso a recursos digitales novedosos y además experiencias más allá del aula o la escuela inmediata, facilitando que los estudiantes interactúen y colaboren con compañeros y especialistas de los más diversos campos en el mundo.

La solvencia digital y la ciudadanía global son dos competencias que permiten ir mucho más allá de la escuela presencial para abarcar las actividades económicas, políticas, académicas y sociales en un mundo sin fronteras geográficas y políticas.
La solvencia digital implica un conjunto de conocimientos, habilidades, capacidades socioemocionales, autonomía y capacidades para vivir, aprender y trabajar en el mundo virtual.

La ciudadanía global se expresa en los conocimientos y capacidades para comprender y desempeñarse en el espacio de la interdependencia global, la economía, problemas y conflictos globales, y desde ese entendimiento poner en juego la capacidad de tomar iniciativas para mejorar el mundo y convertirlo en un espacio de paz y prosperidad colectiva.

El contexto del aislamiento físico y social ha forzado a los profesores y estudiantes a adquirir una serie de habilidades que les permiten dar un salto cualitativo en las capacidades de aprender e interactuar en el mundo digital globalizado, que no hubieran adquirido en condiciones normales en la escuela presencial convencional.

Cuando en el año 2021 los estudiantes regresen a las clases presenciales, podrán disponer de esas capacidades que les serán tanto o más relevantes para lo que sigue en el siglo XXI que las presenciales. Esto es relevante porque hay una discusión errada en mi opinión, sobre la comparación entre el valor de una y otra, en un contexto en el cual las clases presenciales no son una opción y la única alternativa hubiera sido no hacer nada. Aceptar esa opción sí hubiera significado un retroceso en la formación de los estudiantes, que al igual que la mayoría de profesores, han evidenciado una importante capacidad de adaptación.

Por León Trahtemberg

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni