-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Parashá Bemidbar, un midrash diferente

“Habló Ado-nai a Moshé en el desierto de Sinai…” (Bemidbar-Números 1:1).

Comenzamos a transitar la lectura y estudio del cuarto libro de la Torá, Sefer Bemidbar, traducido habitualmente como “Números”, pero que literalmente significa “En el desierto”.

Se pregunta el Midrash ¿Por qué Dios le habla a Moshé en el desierto de Sinai? Así lo explican nuestros sabios: A través de tres cosas fue entregada la Torá: Mediante el fuego, el agua y el desierto. Por el fuego como está dicho “y el Monte Sinai humeaba todo él, porque había descendido sobre él Ado-nai con fuego…” (Shemot-Éxodo 19:18). A través del agua: “…también los cielos se estremecieron y las nubes derramaron agua” (Shoftim-Jueces 5:4). Y el desierto, como está escrito en el versículo con el que inicia nuestra parashá: “Habló Ado-nai a Moshé en el desierto de Sinai…”.

Y se hacen una pregunta más ¿Por qué se entregó la Torá justamente a través de estas tres cosas y no de otras? Fue entregada a través de estos tres elementos que son accesibles para todos los que andan por el mundo, así como también las palabras de Torá son ‘accesibles’ para todos, como dice el profeta: “Todos los sedientos, vengan por agua” (Ishaiahu-Isaías 55:1) (Bemidbar Raba 1:7).

Este midrash viene a llamarnos la atención sobre una característica fundamental de nuestra Torá: No tiene dueños específicos, pertenece a todo Am Israel. Por esto será importante lo que dice el RaMBaM acerca de ella: “Todo el que desee, que venga y la tome”. Los ‘sedientos’ podrán calmar su sed.

En nuestros días, me cuesta entender si la cantidad de información que llega a nuestras manos en esta época, de todas partes del mundo a través de los distintos elementos tecnológicos con los que contamos, es algo positivo o negativo.

Me gusta la parte de que es más fácil estar informados, acceder a textos a lis que antes era difícil acceder sin una gran biblioteca de papel a disposición. También será más sencillo encontrar donde leer la sección de Torá que corresponde a esa semana, algún comentario que nos guste, pero hay que entender e intentar apreciar que aquello que nos llega con tanta facilidad es el fruto de mucho trabajo. Valorar y apreciar ese trabajo de generaciones será clave para captar el mensaje hermoso de nuestros textos. Captar las ideas y esencias de lo que leemos, escuchamos y vemos en los medios de comunicación y redes sociales, nos ayudará a distinguir  lo que nos sirve y lo que nos hace bien, de lo que no es así. También nos ayudará a entender lo que es parte nuestra y lo que no.

Si logramos identificar lo que nos hace bien, y entendemos que parte importante de eso es la Torá, eso nos ayudará a que podamos saciar nuestra sed de espiritualidad.

Que podamos seguir andando este camino buscando siempre sus manantiales de aguas vivientes, y compartiendo con amigos y familia en nuestras mesas, unas palabras de nuestra tradición.

¡SHABAT SHALOM PARA TODOS!

Rabino Meir Szames

Director de Abarbanel “Instituto Superior de Ciencias Judaicas y Formación Docente”

Seminario Rabínico Latinoamericano «Marshall T. Meyer»

Mostrar más
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni