Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Tedje van der Sluis, el sobreviviente de la Shoá cuyo matrimonio feliz fue tema de una película holandesa

Tedje van der Sluis había vivido al lado de su esposo desde que era una adolescente.
La pareja, ambos sobrevivientes del Holocausto de Amsterdam, había sido inseparable desde 1945, cuando se conocieron en un orfanato judío.
Pero Tedje, que sufría de demencia, estaba sola cuando murió el 11 de abril por coronavirus en el tercer piso del hogar de ancianos judío Beth Shalom en Amsterdam, donde hasta el momento 26 personas han muerto de Covid 19. Tenía 93 años. Su familia solo tiene una vaga idea de lo que pasó en sus últimas horas.
Fue un final solitario para una historia de amor tan legendaria que fue el tema de un documental en la televisión holandesa en 2018. “Tedje y Meijer: la promesa de amor”, muestra a Meijer cuidando con cariño a Tedje a medida que su demencia empeora. La pareja usó términos de cariño el uno para el otro hasta la muerte de Meijer en enero, y a menudo se besaban, abrazaban y se frotaban las narices.
Su amor mutuo “fue tan fuerte, tan intenso” que “en realidad no había espacio para nadie más entre ellos”. Ni siquiera sus hijos”, dijo su hija Mirjam en el documental.
Tedje conoció a su futuro esposo en 1945 en una escuela secundaria llamada GICOL, que se creó para ayudar a los estudiantes cuyos estudios fueron interrumpidos por la Segunda Guerra Mundial. En la práctica, funcionó como un orfanato para niños judíos que habían perdido a sus familias en el Holocausto.
“Por supuesto, habíamos perdido a todos”, dice Meijer en el documental.
La madre de Tedje murió antes de la guerra, pero su padre y su hermana fueron llevados al campo de concentración de Westerbork y luego a Auschwitz. Tedje también fue detenida y finalmente enviada a Auschwitz, donde llegó en 1944.
La pareja se centró en aprovechar al máximo el presente en lugar de vivir en el pasado, tratando de no cargar a sus hijos con el trauma y el dolor del Holocausto. Y aunque llevaban vidas felices, el pasado nunca estuvo muy por debajo de la superficie, dijeron sus hijos.
Tedje una vez le pidió a Mirjam que dejara de garabatear en su brazo, diciendo que le recordaba el tatuaje que le hicieron en Auschwitz.
El nieto de la pareja, Yotam Bar-Ephraim, dijo que el único consuelo de la familia es creer que la pareja se reencuentra en el más allá. Su aniversario se hubiese celebrado el 28 de abril.

Traducido por Alicia Weiss con información de JTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni