-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea -

Reflexiones en Pesaj

Entre mis libros, mis maquetas, las películas y series de Netflix, y obviamente seguir las noticias, tanto en canales nacionales como en cadenas del exterior, noches atrás, haciendo sapping, me detuve en un canal de nuestro medio, más que por lo que veía, fue por lo que escuchaba, una catarata de teorías conspirativas sin sentido, que buscaban sustentarse en medias verdades o simples especulaciones, pero que llevaban un mensaje innegablemente antisemita, o para ser más contemporáneo, antijudío.

Pues bien, más allá de los hechos que se decantaron tras las declaraciones de Tomás Méndez, el periodista al que me refería, me vino a la memoria los recuerdos de mis clases en la universidad, cuando en la cátedra de Historia de las Relaciones Internacionales abordábamos el tema de los Nacionalismos, que llevó en la Europa del Siglo XIX a la unificación de Italia primero y de Alemania años después, como también, el origen y evolución de los nacionalismos árabe y judío, temas que daban lugar a ricos debates en la búsqueda de esa realidad histórica, lo más objetiva posible.

Hoy, en la Europa del Siglo XXI, el vocablo antisemitismo, que dicho sea de paso es un vocablo acuñado por Wilhem Marr en el marco de la historiografía alemana del Siglo XIX, ha dejado paso a la expresión antisionismo o antiisraelismo, y por otro lado, los movimientos y grupos que promueven el boicot comercial contra Israel, sin pecar de banalización, pero por sus motivaciones y objetivos son una especie de progroms económicos.

En este escenario, Europa parece haber olvidado y en algún grado, niega y no acepta, el legado a su cultura hecho por los judíos, tal como lo señala el escritor y activista social austriaco Stefan Zweig en El Mundo de Ayer, cuando escribe “…el judío necesita identificarse con la cultura y las costumbres del país donde vive, utilizándola como elemento protector y con un deseo irrefrenable de no sentirse excluido, y es así que se transforma en un gran dinamizador de la cultura de Europa…”.

Por supuesto, Zweig, falleció en 1942 y no alcanzó a ver el nacimiento del Estado de Israel, es decir la materialización de los anhelos de Leo Pinsker y los objetivos de Theodor Herzl.

Entonces, reflexiono, el antisemitismo o antisionismo o antiisraelismo de la actualidad, es una claro ejemplo de una visión que parece insuperable, recurrente, en particular en Europa, y me recuerda por las expulsiones de judíos de Inglaterra en el Siglo X y de España y Portugal cinco siglos más tarde, y que en el Siglo XIX con los movimientos nacionalistas tuvieron las más claras expresiones antisemitas en la Rusia Zarista, en el proceso de la unificación de Alemania e incluso en la cuna de la revolución que propició la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, Francia.

Es en aquella Rusia de la segunda mitad del siglo decimonono con los progroms lo que llevaron a Leo Pinsker a escribir Autoemancipación donde señala que la única forma de terminar con el antisemitismo es con la creación de estado propio, que de nada servía emigrar de un lugar a otro, y es en aquel régimen autocrático zarista donde se plasman todas las mentiras y leyendas en la publicación obra de Sergei Nilus, religioso y miembro de la Ojrana, la policía secreta del Zar, me refiero a Los Protocolos de los Sabios de Sion, donde se esboza un Estado paneslavo y religiosamente homogeneo y en donde el judío era el enemigo.

Es en el proceso de unidad alemana, conducido por su canciller Otto Von Bismark a través de tres guerras, en los primeros años de la década de 1870, que nace el Imperio Alemán, y donde el principio de nacionalidad se funda en el derecho de sangre y en la unidad étnica, y donde también encuentra como chivo espiatorio al judío, el responsable de que esa unión no hubiere sido posible antes.

Y es en el país de la Revolución de 1789 que dio lugar a la Declaración Universal de Derechos del Hombre, a que se enuncien los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad, donde se le dio al judío el status de igualdad, es esa Francia que tras la derrota con el Imperio Alemán en 1871, se da uno de los casos más conocidos e ignominiosos de antisemitismo, el Caso Dreyfus, donde sólo la voz del escritor Emile Zola, en su artículo Yo Acuso, se alza contra una opinión pública fuertemente influencia por una prensa que entregaba al inocente capitán francés como chivo espiatorio y exacerbaba los sentimientos judeofóbicos, incluso ver a los judíos como responsables de la guerra perdida y de la crisis consecuente.

Es así, que en la Europa del Siglo XX, todo este bagaje de prejuicios, odios y resentimientos culminaran con el crimen más horrendo que conoce la Humanidad, la Shoa, el Holocausto, la materialización más aberrante del antisemitismo, donde el Olvido y el Silencio anidaron al Huevo de la Serpiente, que cada tanto rompe el cascarón para desparramar la ponzoña de su veneno, tal como lo describe el escritor francés León Polaikov en su obra La Europa Suicida de 1870 a 1939, y que en la Europa de este siglo parece renovar su ciclo, cuando vemos el rebrote de los movimientos, grupos y partidos políticos xenófobos y reaccionarios, algunos de los cuales han llegado al poder y otros avanzan sin pausa hacia el mismo objetivo, y en este escenario se dan las agresiones y el acoso a los judíos y los ataques a escuelas, instituciones y sinagogas, y muchos pecan del desconocimiento de los orígenes de la judeofobia, o se forman juicios sobre premisas falsas.

Hoy el mundo está transitando por una crisis que no sólo afecta lo sanitario, sino que ya esboza y tendrá efectos sociales, políticos y económicos negativos, entonces no puedo evitar reflexionar ante esta festividad de Pesaj sobre las plagas, en particular asociando al COVID19, y en relación con la judeofobia, me remite a la Libertad, como derecho inalienable del judío y de todo ser humano, y de un compromiso ineludible de luchar contra la Esclavitud, dejar de ser esclavos de los prejuicios, de los odios y de la falsedad.

Como colofón de mi columna de hoy tomo una frase de Cicerón, “…quién no conoce su historia está condenado a ser siempre un niño..”, y mi deseo para la Cristiandad de Feliz Pascua y para mi pueblo Pesaj Sameaj!!!

P.D.: La tensión en el Caribe

Al mismo tiempo que EE.UU. esta sufriendo los efectos de la pandemia del COVID19, el presidente Donald Trump ha decidido imprimir mayor presión sobre la dictadura de Nicolás Maduro.

Por un lado el Depto. de Justicia ha emitido las ordenes de captura por delitos de Narcotráfico y Terrorismo en la persona de Maduro, Diosdado Cabello y otros importantes personajes del régimen chavista y por su parte el Depto. de Estado y el Secretario para la Guerra han comunicado el desplazamiento de la 4ta. Flota que depende del Comando Sur, en dirección al Caribe sur, más precisamente acercándose a las costas venezolanas, como así también se detectó el movimiento de efectivos militares estadounidenses en la región de El Patio, Dto. Norte de Santander, muy cerca de la frontera con Venezuela y que supuestamente realizarán maniobras conjuntas con las fuerzas colombianas.

Hay que remarcar que los buques de la U.S. Navy desplazados tienen un importante poder de fuego, algo más de 870 misiles Tomahawk, que es dotación de los destructores tipo Arleigh Burke, pero también, el portaaviones clase Wasp Iwo Jima, buques de combate en litoral tipo Freedom y la Guardia Costera envío buques tipo Cuter, con respecto al poder aéreo, además de aviones caza, cuenta con helicópteros de combate embarcados, aviones de patrullaje marítimo y costero, aviones de vigilancia electrónica y aviones de alerta temprana y control aéreo, mientras que con respecto a fuerzas de tierra se movilizó una Brigada completa de Fuerzas de Asistencia de Seguridad SFAB.

Todo este despliegue ha sido complementado con el desplazamiento por parte de la Royal Navy del Reino Unido, del buque HMS Argus que presta servicios de buque hospital, sin olvidar que Francia anunció su apoyo con un navío de similares características, el Dixmunde, y estos desplazamientos no se puede disasociar de la hipótesis de una intervención terrestre con los costos que ello implica.

Por su parte, Venezuela posee fragatas misilísticas con un arsenal total de aprox. 192 misiles, que se complementa con un escudo antiaéreo distribuido en 10 sectores en territorio venezolano, con sistema de misiles rusos S 300, Niva125 Pechora, sistema de radar Buk M2 y 23 cazas Sukhoi, en cuanto al Ejército Nacional cuenta con algo más de 100 mil efectivos y la Guardia Nacional unos 92 mil hombres.

En este cuadro de situación, el presidente Donald Trump ha declarado que se ha puesto en marcha la mayor operación antidrogas de la historia, lo que me viene a la mente la intervención estadounidense en Panamá en diciembre de 1989 y la aprehensión y posterior traslado, juicio y condena por narcotráfico del ex dictador Gral. Manuel Antonio Noriega, en un momento en que la URSS se hallaba en proceso de disolución y el consecuente debilitamiento del imperio soviético, sin embargo, en la actualidad Rusia ha recuperado poder y prestigio, sin olvidar los intereses rusos en Venezuela, pero el hasta ahora el silencio de Moscú puede intuirse que le está soltando la mano a Nicolás Maduro, habida cuenta que el movimiento militar de EE.UU. es mucho mayor que en ocasión de la caída de Noriega.

Por su parte China, está más interesada en controlar la pandemia y recoger los beneficios de sus compras de acciones de empresas occidentales que vieron caer el valor de las mismas por efecto del COVID19, y consolidarse en la puja tecnológica y comercial con EE.UU.

Si nos preguntamos, ¿ es posible que EE.UU. lleve a cabo una operación militar contra el régimen venezolano? la respuesta es SI, quizás las preguntas que quedan por responder sean, ¿ es probable que se efectúe?, ¿los militares venezolanos seguirán apoyando al régimen? ¿cuáles serán los efectos en los países latinoamericanos, en particular aquellos vinculados al Socialismo del Siglo XXI, y en especial Cuba?, lo cierto que debemos seguir atentamente los acontecimientos que en estos momentos hacen que la tensión en el Caribe aumente.

Acerca de Fuensalida

Luis Fuensalida es Licenciado en RR.II., Profesor Universitario y Académico de Número, Analista en Política y Seguridad Internacional y Geopolitica de Oriente Medio y ex Director de INTERPOL Argentina, Comisario Inspector de la Policía Federal.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni