-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea - Rabino Marcelo Kormis U$500 - En memoria del Juez Simón Kupchik Z.L, Simja leíble Ben Asher Zelig Z.L, Fanny Shajris de Spak, Feiga bat Guershon Z.l. y Kowa Spak, Yaacov ben Leizer Z.L U$240 -

El FMI señala que la situación económica mundial será peor que la crisis del 2008

En mi columna del miércoles pasado, abordé los efectos y consecuencias de la pandemia del COVID19 en la economía a nivel global, los shocks de Oferta, Demanda y Liquidez, pues bien, ahora el FMI señala que la situación económica y financiera mundial será peor que la que ocasionó la crisis del 2008.

Este pronóstico es palpable en cifras, como ser los u$s. 83.000 millones que los inversores han retirado de los países emergentes, o la proyección de la Recesión para este año está estimada en -1.5%, mientras que en el 2009 fue 0.6% la contracción como consecuencia de la crisis del 2008.

En ese panorama, la pte. del organismo financiero mundial, Cristalina Georgieva, señaló que los países emergentes y más pobres serán los que necesitarán la mayor ayuda financiera, incluso un alivio significativo sobre sus Deudas, más allá que se ha previsto u$s. 1 billón para mitigar los costos económicos y financieros de la actual crisis.

En la misma sintonía, la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico), señala que el crecimiento económico global no sólo se verá contraído en el 2020, sino que se prolongaría al menos en el primer semestre del 2021, y la OIT, estima que cerca de 25 millones de personas quedarían sin empleo.

Por su parte el G-20, cuya presidencia ejerce en la actualidad el Reino de Arabia Saudita, antes de la reunión de Líderes, tiene una propuesta de responder de manera coordinada y cooperación sostenida para afrontar las consecuencias de la crisis del COVID19, tanto en lo humanitario como en lo económico y financiero, en el primero favoreciendo la interactuación de las redes sanitarias a nivel globla y en el segundo, coordinando políticas fiscales y monetarias.

Pero además de los efectos del COVID19 en el ámbito humanitario y en el económico, también los hay en el campo político, por ejemplo en el caso de los EE.UU., no se puede dejar de lado las próximas elecciones presidenciales y la nominación casi segura de Joe Biden como candidato del Partido Demócrata, en las actuales circunstancias de crisis sanitaria le dan un plus favorable para competirle la reelección a Donald Trump, quién por ejemplo se mantiene inflexible en desarmar completamente el programa OBAMA CARE, algo que será tomado seriamente por electorado en caso que el COVID19 vaya cobrándose víctimas fatales en aumento, y en caso que Biden sea el elegido por los demócratas, me jugaría que el cargo de vicepresidente sería para una mujer, quizás Michel Obama.

En el caso de Rusia, el zar Vladimir ha conseguido que el Parlamento ruso aprobara las reformas y por lo tanto seguirá en el poder hasta al menos el 2036, y más allá de las críticas de la oposición que tildan el actual gobierno como una verdadera autocracia, lo cierto es que pese a los problemas económicos ocasionados por su enfrentamiento con los EE.UU. y la U.E., desde el 2014, cuando anexó la península de Crimea, sus índices de aprobación ha aumentado, y si los efectos de la pandemia del COVID19 son limitados e incluso con porcentajes más bajos de víctimas fatales que los de Occidente, el poder de Putin será indiscutido, sin olvidar dos factores que tiene a su favor, uno el aparato de seguridad que puede imponer una severa cuarentena, es decir, la aplicación de Manus Militaris, y la otra es algo que señalé en mi columna pasada, al referirme a la Guerra del Petróleo, tiene recursos naturales estratégicos suficientes para afrontar la crisis a nivel económico y financiero.

El otro gran actor internacional, es China, donde es indiscutible que una cosa son las políticas económicas de mercado que vienen aplicándose desde las reformas Den Xiaopin hasta hoy, y que han posibilitado el crecimiento y el desarrollo chino, que le ha valido el actual enfrentamiento con los EE.UU., en el comercio global y en el campo científico tecnológico, y otra cosa diferente es el régimen político, unipartidista, centralista y autoritario, y que hoy tiene a un verdadero líder como Xi Jimping.

Cuando ahora, las noticias muestran el eficaz control que han podido aplicar la autoridades chinas sobre la pandemia del COVID19, sin que olvidemos que se originó en aquel país, en la ciudad de Wuhan, pcia. de Hubei, debemos tener en cuenta, que más allá de la tecnología y ciencia aplicada para afrontar la crisis que se traduce en más de un 80% de enfermos curados, las férreas medidas de seguridad y represión aplicadas, han posibilitado los resultados positivos en la lucha por la contención del virus, y esto fortalece al Partido Comunista Chino y reafirma la figura de Xi Jimping como líder indiscutido.

También hay que destacar las políticas preventivas y sanitarias aplicadas por el gobierno de Corea del Sur, donde no se puede dejar de lado en el análisis, que los resultados positivos en el control de la pandemia, el factor cultural, ha sido importante.

Pero, dentro de los regímenes autoritarios, en el caso de la República Islámica de Irán, más del 10% de contagiados han fallecido, 1.934 personas, entre estas, algunos funcionarios de la teocracia, y que más allá de las sanciones económicas aplicadas por los EE.UU. y Occidente, coloca al país de los ayatollas en el segundo lugar detrás de China, en Asia, donde incluso las cifras son contradictorias y no pueden ser confirmadas por la clásica censura que aplica Teherán.

Sin embargo, sólo en esta ciudad, de aprox. 8.9 millones de habitantes, una proyección del Centro Nacional de Investigación de Enfermedades Infecciosas iraní, estima en que entre el 30 y 40% de esa población sería afectada por el COVID19, y la mortandad se estima hasta un 2%, es decir, 50.000 y 70.000 víctimas fatales, y lo que ha determinado que se cierre el Parlamento, que ya tiene 34 diputados infectados, y no olvidemos que la ciudad de Qom donde se originaron los casos de COVID19, no fue aislada en forma temprana y esto posibilitó la expansión del virus, en síntesis Irán en un país en crisis y con un alto riesgo sanitario, que podría sacudir los cimientos de la teocracia iraní.

Con respecto a Europa y Latinoamérica, por un lado tenemos a dos países con gobiernos de visión ideológica disímiles, Italia con la centro derecha en el poder, la Liga, y España con la centro izquierda, el PSOE, son los quelamentablemente tienen las cifras más importantes de casos fatales, y que en particular el régimen español será seriamente cuestionado por la ciudadanía por la lenta reacción a la luz de lo que estaba sucediendo en Italia, y que esto ha posibilitado la expansión del virus y el aumento de la curva, tanto de infectados como fallecidos.

Por su parte, Francia ha decidido endurecer las medidas restrictivas, proseguir con el traslado de enfermos graves a Alemania y Suiza, y se estudia la alternativa de nacionalizar industrias para salvarlas, realmente el COVID19 complica el panorama político y económico de la presidencia de Emmanuel Macron, mientras que Alemania, si bien tiene un considerable número de infectados, es el país europeo con la menor tasa de mortalidad, sobre algo más de 30.000 afectados, las víctimas mortales ascienden a 132, y la canciller Ankela Merkel ha dispuesto nuevas medidas restrictivas como ser la prohibición de reunión de más de dos personas, mantener el cierre de las fronteras, lo que hasta el momento han dado resultados, sin olvidar la importante función que viene realizando el Instituto de Investigaciones Robert Koch, en cuanto al aporte de asesoramiento para la implementación de políticas que ralenticen la expansión del virus.

Un caso inverso es el Reino Unido, con algo más de 6.600 infectados pero con una mortalidad de 335 personas, lo que ha llevado al gobierno del 1er. ministro Boris Johnson a decretar el confinamiento domiciliario obligatorio, a lo que se suma las medidas dispuestas por el Comité de Emergencia Cobra, que es el cierre de los comercios y locales de productos no esenciales, al igual que centros de culto, gimnasios y todas otras reuniones sociales y el Ministerio de RR.EE. británico dio a conocer que aprox. 1 millón de británicos se encuentran en el exterior e insta al regreso inmediato y someterse a los chequeos de rigor y a la consecuente cuarentena obligatoria.

En cuanto a Latinoamérica, la mayoría de los países de la región han optado por la prohibición del ingreso de extranjeros –no residentes- provenientes de Europa y Asia, como también decretando desde la cuarentena obligatoria al estado de excepción, como medidas para ralentizar la expansión del COVID19, y aplicando políticas económicas y financieras expansivas para mitigar la situación de los sectores más afectados, sin embargo, hay tres países que parece caminar en contramano a las medidas adoptadas en gran parte del mundo, estos son, Méjico, Brasil y Nicaragua, donde se han dado eventos masivos, que no se corresponde con las prohibiciones a las conglomeraciones públicas que posibilitan la expansión del virus.

Para los gobiernos latinoamericanos que están aplicando medidas estrictas para limitar los efectos del COVID19, que tienen como referencia lo ocurrido en países como España e Italia, la posibilidad de controlar la curva epidemiológica es buena y esto ayudaría a evitar el colapso de los sistemas sanitarios y consecuentemente una baja tasa de mortalidad, pero el verdadero desafío pasa por las políticas económicas que se apliquen para minimizar en lo posible la grave situación productiva, fiscal, crediticia y laboral emergente de la crisis, más teniendo en cuenta los montos y plazos de las Deudas adquiridas.

Para finalizar, en el caso Venezuela, la crisis del COVID19 va a profundizar la crisis y el desabastecimiento, y ha llevado a que Nicolás Maduro haya solicitado la ayuda financiera al FMI y su vicepresidente Dercy Rodríguez hiciera lo propio a la OMS, con asistencia técnica para contener la propagación del virus, aunque el régimen no aporta cifras de afectados o víctimas fatales, y si bien, la dictadura venezolana se ha manejado con mano represiva ante las protestas y posibilidad de apertura democrática, los efectos de la pandemia en una sociedad castigada y mayormente empobrecida, puede significar un punto límite, al menos para Nicolás Maduro y sus allegados.

Como vemos, la pandemia del COVID19 tiene consecuencias en todos los ámbitos del quehacer humano, desde la salud, lo social, lo político y lo económico, algo que deberá hacernos repensar sobre la condición humana y que podemos hacer para mejorarla, por lo pronto en lo personal cuidémosnos para cuidar a los demás, maduremos como Sociedad.

Acerca de Fuensalida

Luis Fuensalida es Licenciado en RR.II., Profesor Universitario y Académico de Número, Analista en Política y Seguridad Internacional y Geopolitica de Oriente Medio y ex Director de INTERPOL Argentina, Comisario Inspector de la Policía Federal.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni