Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Parashá Tetzavé, parashá del recuerdo

Parashat Tetzavé.
Como en toda parashá los temas a tratar son varios. El Ner Tamid, esa llama eterna que nunca debe apagarse, la vestimenta del Cohen Gadol minuciosamente explicada, y como sería su sucesión en el momento del traspaso, la Ofrenda Tamid que día a día debía consagrarse en el Mizbeaj, en el altar. En esta parashá encontramos la particularidad de no encontrar el nombre de Moshé, según los exégetas en alusión a sus palabras en Shemot 32:32 “Y ahora tan solo perdona su falta. De lo contrario, bórrame ya de Tu Libro que has escrito”. Este Shabat previo a Purim también es denominado Shabat Zajor, y en el mismo leemos de la Torá, Devarim (25:17-19), versículos en los cuales se ordena el precepto bíblico de recordar el odio de Amalek hacia nuestro pueblo.
Hoy tengo ganas de relacionar dos de estos temas que según mi manera de ver guardan una estrecha relación entre sí.
El Ner Tamid y la Ofrenda Tamid.
El Korbán haTamid se conseguía de la colecta del majatzit hashekel (medio shekel) que todo el pueblo debía dar al Templo en el mes de Nisan. Este Korbán, esta ofrenda, era de todos, y no cumplía con ninguna función de expiación en particular, sino tan solo de agradecimiento a Di-s.
Según palabras del rabino Moti Maarabi estos Korbanot eran el pulso del Beit Hamikdash. Así como uno para notar si una persona está con vida debe tomarle su pulso, en los momentos en que en el Beit Hamikdash se prohibieron los Korbanot, este dejó de vivir.
Estas Ofendas simbolizaban la colaboración de todo un pueblo, las acciones de todos.
El Ner Tamid, que hoy vemos en todas nuestras sinagogas debe recordarnos a esas personas que en esta larga vida de la historia judía con sus ofrendas o con sus acciones hicieron posible que hoy nosotros tengamos la oportunidad de ofrendarnos con lo más importante, que para mí, el judaísmo nos pide: “LA MITZVÁ”
Por un Shabat lleno de Mitzvot, lleno de acciones que endulcen nuestro corazón y el de los demás.
Shabat Shalom Umeboraj
Nico Reck

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni