Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Arqueólogos descubren civilización “perdida” en Turquía

En el sur de Turquía se han encontrado pruebas de una antigua civilización desconocida que existió durante unos 800 años.

Los arqueólogos se toparon con una roca grabada que revela la existencia de una civilización perdida hace mucho tiempo, después de que un granjero la encontrara en un canal de riego.

La piedra fue inscrita con jeroglíficos en el antiguo dialecto luviano y los expertos tradujeron la lengua ahora extinguida.

Esto reveló la existencia de un pueblo previamente desconocido y su gobernante, el Rey Hartapu.

El mensaje de los jeroglíficos ofrece a los lectores el heroico relato de cómo el rey Hartapu conquistó Frigia, el hogar del legendario rey Midas.

Aún no se ha dado nombre a la civilización ni a su capital, que se cree que abarcó más de 300 acres en su apogeo.

Se cree que el imperio pudo haber existido desde el 1400 a.C. hasta alrededor del 600 a.C.

Investigadores de la Universidad de Chicago estaban trabajando en un sitio en el sur de Turquía llamado Türkmen-Karahöyük el año pasado cuando un granjero local mencionó la piedra.

La había visto el invierno anterior casi sumergida en agua y cargada de marcas extrañas y desconocidas.

Nos precipitamos hacia allí, y pudimos ver que todavía sobresalía del agua, así que saltamos al canal hasta la cintura vadeando”, dijo el profesor adjunto James Osborne del Instituto Oriental de la universidad.

“Enseguida quedó claro que era antiguo, y reconocimos el guión en el que estaba escrito: “Luwian, el lenguaje usado en la Edad de Bronce y Hierro en la zona.

Traducido por los eruditos del Instituto Oriental, se trata de derrotar al legendario Rey Midas.

Midas pudo haber sido un enemigo de la sociedad antigua y recién descubierta, y es un personaje prominente en la mitología griega y romana por su legendaria habilidad para convertir las cosas en oro.

El Dr. Osborne dijo que la ciudad probablemente se extendía hasta 300 acres en su apogeo y que habría sido una de las ciudades antiguas más grandes de la Edad de Bronce y de Hierro de Turquía.

Aún no saben cómo se llamaba el reino, pero su descubrimiento es una noticia revolucionaria en el campo.

No teníamos ni idea de este reino. En un instante, tuvimos una nueva y profunda información sobre la Edad de Bronce en el Medio Oriente,’ dijo el Dr. Osborne.

El granjero guió a los emocionados científicos al lugar de la estela, una antigua y delgada losa de piedra con inscripciones, y ayudó a extraerla del agua.

¿QUIÉN ERA EL REY MIDAS?

Midas es un personaje prominente en la mitología griega y romana por su legendaria habilidad para convertir las cosas en oro.

Según el mito, Midas recibió un deseo de Sileno, el compañero del dios Dionisio.

El rey tomó la desacertada decisión de pedir que todo lo que tocara se convirtiera en oro.

Sin embargo, como se cuenta en interminables historias, esto incluía comida y gente.

Finalmente casi murió de hambre como resultado de su codicia.

Dionisio le dio un respiro haciéndole bañarse en el río Pactolus.

Midas también es famoso por un rasgo más desafortunado, sus orejas de burro. Las ganó después de juzgar una competencia entre los dioses Apolo y Pan.

Juzgó que Apolo tenía una habilidad musical inferior a la de Pan y Apolo lo castigó con orejas de burro.

Midas se avergonzó de sus orejas y las escondió bajo el turbante. Le juró a su barbero que guardaría el secreto, quien finalmente lo escondió en un agujero en el suelo.

Llenó el agujero, pero las cañas crecieron desde el lugar y transmitieron el sibilante secreto: “Midas tiene orejas de burro”, cuando el viento sopló a través de ellas.

Es posible que la figura mítica de Midas se basara en un rey real de Frigia en el siglo VIII A.C. conocido como Mita. Un esqueleto descubierto en los montículos de la tumba en las afueras de Gordium, la capital de Frigia, ha sido tentativamente atribuido a Mita por algunos eruditos.

Los jeroglíficos fueron escritos en luwiano, una de las ramas más antiguas de las lenguas indoeuropeas, un lenguaje único escrito en signos jeroglíficos nativos de la zona de Turquía, el luwiano se lee alternando de derecha a izquierda y de izquierda a derecha.

La inscripción, traducida por Petra Goedegebuure y Theo P.J. van den Hout, presenta una marca jeroglífica especial que indica un mensaje de un monarca.

Un análisis más profundo reveló una mención específica de un rey llamado Hartapum. Los expertos especulan que el sitio de Türkmen-Karahöyük era probablemente su capital, la piedra cuenta la historia de la conquista del cercano reino de Muska por parte del rey Hartapu, mejor conocido como Phrygia – casa del rey Midas.

“Los dioses de la tormenta entregaron a los reyes [opuestos] a su majestad”, dice la piedra. Se cree que, según las pistas de cómo fue compuesta la prosa, la piedra data del siglo VIII A.C., alrededor de la misma época en que se cree que Midas gobernó.

El hallazgo arroja luz sobre un antiguo misterio de la historia antigua de Turquía, a menos de diez millas de donde se encontró la piedra hay un volcán con una conocida inscripción en jeroglíficos. Se refiere al Rey Hartapu, pero no se sabe exactamente quién era o qué reino presidía, hasta ahora.

Se planean más excavaciones en el sitio para este verano.

Dentro de este montículo habrá palacios, monumentos, casas. Esta estela fue un maravilloso e increíblemente afortunado hallazgo, pero es sólo el comienzo”, dijo el Dr. Osborne.

Fuente: Daily Mail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni