-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" El comienzo de la sabiduría es el silencio "   

“Aunque sea por un shekel de corrupción, en Israel un líder político va a la cárcel”

En momentos en que el debate presos políticos – políticos presos se encuentra tan en boga en Argentina, quisimos saber como es este fenómeno en Israel. Para ello nos comunicamos con la analista política Rajel Leghziel.

“Sí, sí hay políticos presos en Israel, lamentablemente”. “Tuvimos un primer ministro en la cárcel, Ehud Olmert, tenemos ahora un expresidente preso, Moshé Katsav y podría haber más casos en el futuro”,  expresó contundentemente la analista, y recordó que el cargo de Olmert había sido por causa de corrupción cuando era alcalde de Jerusalem. Agregó que el ex premier, a pesar de haber negado siempre su responsabilidad por lo que fue acusado, se presentó a la Justicia, y cumplió su condena por un acto de corrupción de 70 mil shekels (poco más de U$S 20 mil dolares).

“Podríamos pensar como latinoamericanos que esa no es una suma relevante para poner un primer ministro en la cárcel, pero en Israel ocurren las cosas así”, explicó Rajel. “Puede ser ese un punto positivo para hablar del sistema de justicia israelí”, dijo.  “Como israelí me alegra que aunque tan solo fuera por un shekel de corrupción, un líder político vaya a la cárcel”, remató con orgullo.

Olmert actualmente se está convirtiendo en una figura pública, está muy activo en los medios de Israel, hablando incluso en contra de Netanyahu, apoyando al partido  Kajol Laban (Azul y Blanco), contó Rajel, y ante la pregunta de cómo es la vuelta de un político a la vida pública, respondió que él lo hace con el convencimiento de que su acción es valiosa, de que de haber continuado gobernando, las cosas hubiesen resultado mejor.

Una gran parte de la sociedad tomó como positivo el hecho de que se haya sometido a la ley y que haya cumplido su condena, y ve bien que hoy siga adelante su camino.

Edhud Olmert, señaló Rajel, volvió a la escena pública con gran actividad, habló en entrevistas televisivas en donde declaró que se reunirá con Abu Mazen con quien continúa en contacto. Recordemos que Olmert fue el último en reunirse con el presidente de la Autoridad Palestina unos diez años atrás y que había llegado a sentarse a negociar “literalmente frente a un mapa” un futuro plan de paz, y que estuvieron muy cerca de firmarlo. Hoy Olmert quiere retomar ese diálogo desde un lugar contrario al plan presentado por Trump, el llamado “Acuerdo del Siglo” proponiendo algo diferente.

Continuando con el tema “políticos presos”, preguntamos sobre la situación judicial del actual primer ministro Netanyahu. Sobre ello la analista explicó que “puede llegar a estar preso, pero que la pregunta es cuándo”. Agregó que el proceso se está tornando muy largo, que Netanyahu está usando todas las herramientas posibles para tratar de postergar esa cuestión, que los cargos están, y que todavía puede pasar mucho tiempo, meses o hasta un año tal vez para llegar a un juicio. “Él va a continuar siendo Primer Ministro, en algún caso podría llegar a ser encarcelado, pero  también podrá tener tiempo a una posible reelección”, explicó Rajel y destacó que contrariamente a Olmert, que renunció a su cargo cuando fuera acusado de corrupción, Netanyahu no lo hará y continuará declarando su inocencia.

Sobre la pregunta si esta causa le influye frente a las elecciones, en su lucha política frente a Ganz (líder del partido Azul y Blanco), y de cómo ve que se presenta el panorama político: “Me suena como un déjà vu, después de tantas elecciones, y esta es una pregunta central: Por qué a pesar de todos los cargos lo siguen votando”, y explicó que muchos quieren que renuncie,  pero que muchos otros lo seguirán eligiendo. Hay quienes quieren al Likud, quieren a Netanyahu, opinan que los cargos no son justos y por lo tanto desean que continúe en el poder, que consideran que es el líder, el único que puede ocupar el cargo.  Lo cierto es que el electorado está dividido, pero que el mayor problema se encuentra en la imposibilidad de una coalición para formar gobierno, lo que genera una situación de inestabilidad política porque los cargos legales que pesan sobre el Primer Ministro, hace que muchos partidos no deseen integrar una coalición con él. Lo singular es que a pesar de todo esto hay una gran mayoría que lo respalda.

“Cuando me preguntan cuál sería el factor de cambio de cara a las elecciones, el único panorama que podemos ver como algo real, analiza Rajel, es que Netanyahu, finalmente  se someta a la Justicia y de ese modo, no pueda seguir liderando. Ese sería la alternativa para hacer un verdadero cambio en la política israelí.

Sobre el “Acuerdo del Siglo “y la consecuente reacción de la sociedad israelí, Rajel explicó que los partidos de Derecha religiosa y los colonos de Judea y Samaria, están en contra del plan porque esperaban, tal como lo había prometido Netanyahu, que los territorios en cuestión, fueran anexados inmediatamente a Israel, pero el Primer Ministro luego dio marcha atrás y se sintieron defraudados. Esto causó mucho revuelo en la Derecha más extrema por el aspecto simbólico que el hecho representaba.  Por su parte, el sector de la  Izquierda está sumamente en contra de este plan, considerando que el mismo no es bilateral, es solo tratado entre Estados Unidos e Israel  y que falta un actor importante que son los  palestinos. De hecho, Abu Mazen estuvo en la ONU declarándose en contra del Plan. Y el tema de que no se hable de un Estado Palestino, también tiene fuerte influencia en la postura en contra de la Izquierda.

“Lo único positivo, es que el acuerdo trae de nuevo a la mesa de negociaciones y a la agenda política, el tema de los palestinos, cosa que en los últimos años no lo hemos tenido como prioridad de ninguno de los políticos. Traer  nuevamente a los palestinos al diálogo político israelí puede ser promisorio.  Estamos volviendo a muchos temas que habían estado cerrados por muchos años y eso es muy bueno”, concluyó Rajel Leghizel, analista política israelí.

Por Cita Litvak para Radio Jai

Autorizada la reproducción citando la fuente.

 

Mostrar más