-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Aquellos que niegan Auschwitz estarían dispuestos a volver a hacerlo "   Primo Levi

Irán arresta a funcionarios involucrados en el derribo del avión ucraniano

El poder judicial de Irán anunció el martes que se han realizado arrestos a funcionarios involucrados en el derribo de un avión de pasajeros ucraniano justo después de despegar de Teherán la semana pasada, matando a las 176 personas a bordo.

El anuncio se produjo poco después de que el presidente de Irán, Hassan Rouhani, pidiera la creación de un tribunal especial para investigar el derribo del avión la semana pasada por las fuerzas iraníes, y en medio de una oleada de ira y protestas de los iraníes en los últimos días por el derribo del avión el miércoles pasado y los intentos de altos funcionarios de Irán de encubrir la causa del accidente.

Irán, que inicialmente desestimó las acusaciones de que un misil había derribado el avión, no reconoció hasta el sábado, tres días después y ante las crecientes pruebas, que su Guardia Revolucionaria había derribado el avión por error.

El portavoz judicial Gholamhossein Esmaili fue citado por los medios de comunicación estatales iraníes diciendo que “se han llevado a cabo amplias investigaciones y se ha detenido a algunas personas”. No dijo cuántas personas han sido detenidas ni nombrarlas.

El presidente de Irán, Hassan Rouhani, dijo el martes que “todo aquel que deba ser castigado, será castigado”.

“Para nuestro pueblo es muy importante en este incidente que cualquiera que haya tenido la culpa o haya sido negligente a cualquier nivel” se enfrente a la justicia, dijo en un discurso televisado.

“La judicatura debe formar un tribunal especial con un juez de alto rango y docenas de expertos… El mundo entero estará mirando”.

Rouhani calificó el incidente como “un error doloroso e imperdonable” y prometió que su administración seguiría el caso “por todos los medios”.

El avión, en ruta hacia la capital ucraniana de Kiev, llevaba 167 pasajeros y nueve miembros de la tripulación de varios países, entre ellos 82 iraníes, 57 canadienses, incluyendo muchos iraníes con doble nacionalidad, y 11 ucranianos, según los funcionarios. Había varios niños entre los pasajeros, incluyendo un bebé.

Irán derribó el avión cuando el país se preparaba para una posible represalia de Estados Unidos por un ataque con misiles balísticos contra dos bases militares que albergaban tropas estadounidenses en Irak. Nadie resultó herido en ese ataque, que se llevó a cabo para vengar la impresionante matanza del general de la Guardia Revolucionaria Qassem Soleimani en un ataque aéreo estadounidense en Bagdad.

Irán negó durante días las afirmaciones occidentales basadas en la inteligencia estadounidense de que el avión había sido derribado por un misil antes de reconocer que esa versión era correcta el sábado.

El general Amir Ali Hajizadeh, jefe de la división aeroespacial de la Guardia Nacional, dijo que durante el fin de semana su unidad acepta la plena responsabilidad por el derribo. Dijo que cuando se enteró del derribo del avión, “deseaba estar muerto”.

El incidente planteó preguntas acerca de por qué Irán no cerró su aeropuerto internacional o su espacio aéreo el día en que se preparaba para las represalias militares estadounidenses.

El derribo y la falta de transparencia en torno a él ha reavivado la ira de Irán contra los dirigentes del país. Aparecieron videos en línea que mostraban a las fuerzas de seguridad disparando munición real y gas lacrimógeno para dispersar las protestas en las calles.

También el martes, el poder judicial iraní dijo que 30 personas habían sido detenidas en las protestas, y que algunas fueron liberadas, sin dar más detalles.

Las autoridades iraníes detuvieron brevemente al embajador británico Rob Macaire el sábado por la noche. Ha dicho que fue a una vigilia con velas para presentar sus respetos a las víctimas del derribo del avión ucraniano y se fue tan pronto como comenzaron los cánticos y se convirtió en una protesta.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán convocó al embajador británico el domingo para protestar por lo que dijo que era su presencia en una protesta ilegal. Reino Unido, a su vez, convocó al embajador de Irán el lunes “para transmitir nuestras firmes objeciones” sobre el arresto del fin de semana.

Fuente: Noticias de Israel

Mostrar más