-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

El efecto mariposa es una realidad

En esta primera columna del 2020 intentaré explicar porque hoy el mundo esta interrelacionado en todos los campos de la actividad humana, para ello voy a comenzar con definir un término que describe este escenario.

Que es la Interdependencia Compleja?, pues bien, en el campo de las Relaciones Internacionales es una teoría de los académicos estadounidenses Robert Keohane y Joseph Nye, que analiza como la Política Internacional es transformada por la existencia y acción de múltiples canales que conectan a las Sociedades, conformado así un escenario global donde las relaciones son interestatales, transnacionales y transgubernamentales. Este concepto de Interdependencia establece la diferencia con el de Dependencia al analizar el Poder en la Política y las Relaciones Internacionales.

Ahora bien, hagamos un poco de Historia para visualizar los efectos de esta Interdependencia, y he elegido las dos Crisis del Petróleo, la de 1973 y la de 1979.

En 1973 se dio la primera, a raíz de que la Organización de Países Árabes exportadores de petróleo – con excepción de Irán-, decidieron no exportar el oro negro a los países que habían apoyado a Israel durante la Guerra de Iom Kippur, lo que involucró a los EE.UU. y países de la Europa Occidental, esto provocó un alza en el precio del crudo que se tradujo en una fuerte Inflación y una reducción de la actividad económica, prácticamente en todo el mundo occidental, con serios efectos negativos en nuestro país.

Casi seis años después, en 1979 se dio la segunda crisis, que tiene su origen en las revueltas contra el Sha de Irán a finales de 1978, cayendo la producción iraní de 6 mill. de barriles diarios a 1.5 mill., y tras la llegada al poder del ayatollah Khomeini la crisis se agrava con la Guerra Irak – Irán en septiembre de 1980, esto produjo el congelamiento de las exportaciones de petróleo, tanto iraní como

iraquí, lo que nuevamente provocó el alza del precio del barril, que afecto al mercado global, y en los países que no aplicaron políticas anti-inflacionarias la crisis tuvo efectos negativos iguales o mayores al 73, como en el caso de Argentina.

Hasta aquí, he definido la Interdependencia Compleja y he tomado como ejemplo las crisis energéticas de 1973 y 1979, no en forma antojadiza, sino que como pueden ver hay temas recurrentes, Oriente Medio, Conflictos Armados y el Petróleo.

Ahora a la luz de lo ocurrido el pasado 3 de enero, intentaré desarrollar un análisis sobre las consecuencias de la operación punitiva llevada a cabo por los EE.UU. contra Qasem Soleimani y que también le causó la muerte al líder de las milicias proiraníes en Irak, Abu Mehdí al Muhandis.

El nombrado general iraní, Jefe de la Fuerza Al Quds, representó y representa, aún muerto, el arquetipo del Islamismo Radical Chiita, y para quienes no lo entienden así, no podrán dimensionar que la operación del viernes pasado no fue un operativo más, sino que es un durísimo golpe a la moral y al orgullo del régimen de Teherán.

Recordemos, que en la visión geopolítica de Irán respecto al escenario regional, un objetivo prioritario ha sido construir y consolidar la “Media Luna Chiita”, la que se extiende desde el estrecho de Ormuz al Mediterráneo, lo que involucra a Irak, Siria y Líbano, y en ese cuadro de situación, Soleimani fue enviado a Irak y al Líbano para organizar las contra medidas ante las manifestaciones anti iraníes que recientemente se han producido, pues Teherán ha mostrado preocupación por las alianzas que se oponen a sus ambiciones hegemónicas en Oriente Medio, y por lo tanto, no puede peder poder en los países señalados.

Soleimani, más allá de ser un sanguinario líder, fue responsable criminal de la muerte de miles de personas y de atentados cometidos no sólo en Oriente Medio, sino a nivel global, y de hecho había planificado la táctica de ataques y tomas de embajadas últimamente.

Sin embargo, la muerte de Soleimani no creo que aleje al régimen iraní de desistir de sus actividades terroristas, pero una eventual confrontación directa con los EE.UU., es posible pero poco probable, teniendo en cuenta la relación de poder militar entre estos dos actores.

No obstante, las voces de venganza se alzan en Irán, como izar una bandera roja con la leyenda “Aquellos que quieren vengar la sangre de Hussein”, en la cúpula de la mezquita de Jamkaran y que simboliza “la batalla por venir”, o declaraciones como, la del Imán Sayyed, que prometió venganza por la muerte de Soleimani, o la del pte. iraní Hassan Rohani que aseguró, que la República Islámica se vengará del comandante asesinado, o la del sucesor de Soleimani, el general Ismail Qaani, que amenaza con expulsar a los EE.UU. de Oriente Medio, y en definitiva la tensión entre Washington y Teherán ha tocado su punto más álgido.

En lo personal, creo que en lo inmediato Irán responderá a través de sus lacayos en Siria, Gaza y Líbano, es decir, Hamas, Jihad Islámica, Fuerzas de Movilización Popular y Hezbollah, con ataques sobre Israel, sobre bases en Irak y con los Hutíes no sólo en el Yemen sino también en territorio saudita, pero seguramente, se tomará su tiempo y de la actividad de su inteligencia, para una respuesta más puntual y dura, y donde el escenario puede o no ser el regional o a nivel global sobre objetivos estadounidenses, israelíes y aliados, sin importar si el lugar elegido sea un país alineado o no a los EE.UU.

En este escenario posible y probable, con respecto a nuestro país, obviamente debemos tener presente los dos atentados sufridos, 1992 la embajada de Israel y 1994 la sede de la AMIA, y que lo acaecido el pasado viernes tendrá sus efectos también aquí, en principio, en el alza del precio del barril de Brent, que es el precio de referencia para la producción local, y más allá que el alza tiene efectos globales, debemos prevenir como puede repercutir en un país con una Inflación alta, con una actividad económica que no se dinamiza y que si se agrava la escalada en Oriente Medio y afecta la infraestructura petrolera por ataques iraníes, el precio del crudo se
disparará y los efectos en nuestro país podrían ser parecidos a lo ocurrido en las Crisis de 1973 y 1979.

Por otro lado, en el campo diplomático, más precisamente las relaciones bilaterales Washington – Buenos Aires, la actual escalada se da tras la promesa del pte. Trump al pte. Fernández de que contará con su apoyo en las negociaciones con el FMI, pero al mismo tiempo, Trump también se manifestó por el “incómodo” respaldo dado por el actual gobierno nacional al ex mandatario boliviano Evo Morales, y como si esto no fuera poco, también ha manifestado sus advertencias sobre la introducción de la tecnología 5G de China, esto en el marco de la llamada Guerra Comercial, aunque lo que esta en juego es, el dominio tecnológico mundial.

Me pregunto, ¿ en caso que la escalada en Oriente Medio prosiga, y teniendo en cuenta la visión de Trump de reconocer la lealtad y alineamiento de los países amigos, cuál será el costo que deberá pagar el pte. Fernández para no perder el apoyo de Washington ante el FMI.?

Otra pregunta, ¿cómo repercutirá eso dentro de la coalición gobernante, habida cuenta que tiene un sector, el kirchnerismo, de probada afinidad con el régimen iraní, y donde la vicepresidente se ha caracterizado por su visión dogmática, mas que por una visión pragmática?

Por ahora, el gobierno del pte. Fernández ha decidido asumir una postura prudente, de no injerencia e instando a la negociación entre las partes, pero repito, en un mundo interdependiente y más en la delicada situación económica y financiera que sufre Argentina, el gobierno debe comprender que no se puede estar fuera del sistema global.

En cuanto a que otros efectos podemos esperar, eso está en relación directa a lo ya señalado, que Teherán es conciente que un choque directo con Washington no sería positivo, y entonces la

hipótesis de buscar objetivos de EE.UU. y sus aliados fuera del escenario de Oriente Medio, es decir en terceros países, alejados de aquella región, cobra significancia y deben adoptarse todos los protocolos antiterroristas para minimizar al máximo la posibilidad de sufrir atentados, y esto no es “comprar un problema de la OTAN” como dijera una funcionaria del ejecutivo nacional, y si reconocer que Hezbollah es una organización terrorista, que es uno de los instrumentos de Teherán para exportar no sólo el Islamismo Radical Chiita, sino también el terror y la muerte, como ya lo hemos experimentado.

Finalmente, hay muchos que olvidan que hace dos meses atrás, en el mismísimo Irán hubo otra clase de manifestaciones, manifestaciones en contra del régimen por el aumento del combustible y que fueron reprimidas brutalmente, con cerca de un millar de muertos y miles de detenidos.

Esto revela que al momento de darse el operativo del pasado 3 de enero, Irán no está en su mejor situación, las sanciones impuestas por Washington asfixian económicamente al régimen teocrático, más allá del reciente anuncio hecho por Teherán de abandonar el Acuerdo Nuclear firmado en el 2015, algo que sin embargo viene haciendo hace tiempo, incluso extorsionando hace meses a la U.E..

El ataque con misiles balísticos llevado a cabo por Irán a las bases iraquíes de Ain Al Asad y en Erbin, el día de ayer, sin aparentes bajas estadounidenses, sería la respuesta limitada al operativo del 3 de enero ppdo., y según el canciller iraní Mohammad Zarif, se daría por respondido el ataque estadounidense, la pregunta es, ¿Qué postura tomará Irak, ya que es en su territorio donde se han producido ambos ataques?, habida cuenta que hay presencia de la Fuerza Al Quds, milicias proiraníes autóctonas e incluso el Hezbollah, sin olvidar que Irak tiene mayoritariamente población musulmana chiita, y el resto sunnitas y kurdos.

Como colofón de la columna de hoy, apelaré a un antiguo proverbio chino que dice, “el leve aleteo de las alas de la mariposa se puede sentir al otro lado del mundo…”, frase que da lugar a la expresión Efecto Mariposa, algo que en el escenario global actual es una realidad, pues aunque para algunos por ignorancia o por negación, vivimos en una Interdependencia Compleja.

Por el profesor Luis Fuensalida

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni