-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

“El ciudadano norteamericano no vota a un candidato que es denunciado “

El analista político Jorge Borgognoni, comentó acerca de la apertura del juicio político a Donald Trump por el “Ucraniagate”, votada por la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Esta será la tercera vez que se acuse a un presidente norteamericano y que sea sometido a un “impeachment”.

El impeachment es un juicio político en el cual, la Cámara de Representantes denuncia a una persona y el Senado es quien juzga por si o por no. Para que se destituya a un presidente se necesitan dos tercios de los votos de la Cámara alta (67 de 100 senadores). Los republicanos controlan el Senado con 53 legisladores, frente a 47 demócratas, incluyendo a dos independientes, por lo que una veintena de senadores republicanos tendrían que votar en contra del presidente de su partido.

Jorge Borgognoni explicó: “Entre Estados Unidos y Ucrania hubo un abuso de poder y obstrucción del Congreso”. El analista político remarcó que en caso de que se enjuicie a Trump, el Partido Republicano maneja nombres de algunas candidatas femeninas para reemplazarlo.

“El ciudadano norteamericano no deposita su voto en un candidato que es denunciado”, amplió Borgognoni.

Donald Trump es una “amenaza continuada” para la seguridad nacional, sentenció la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Minutos después, los congresistas demócratas aprobaron someter a juicio político al presidente de Estados Unidos acusado de abuso de poder y obstrucción a la justicia. Ambos cargos salían adelante con más de 216 votos, el mínimo necesario.

¿QUÉ VA A PASAR AHORA?
Una vez superado el primer paso en la Cámara de Representantes, el Senado recibe los artículos del juicio político y se consensúan las reglas y procedimientos que se seguirán. Se espera que en los próximos días se fije la fecha en la que continuará el proceso, previsiblemente a mediados de enero.

Durante este proceso, el Senado es dirigido por el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, y los senadores actúan como jurado, mientras que un grupo de legisladores propuestos por Nancy Pelosi y aprobados por la Cámara hacen de “fiscales”. Roberts, de 64 años, es republicano y su papel podría ser clave durante el proceso.

Una vez que el “impeachment” arranca en el Senado, se desarrolla de forma bastante similar a un juicio tradicional. Primero es el turno de los fiscales y luego toman la palabra los abogados de Trump. Puede o no haber testigos, esto también lo decide el Senado. Además, está otra cuestión muy polémica: el presidente no tiene obligación de comparecer. Después de que cada una de las partes exponga sus argumentos, tienen lugar las deliberaciones a puerta cerrada y, finalmente, el Senado vota en público cada uno de los cargos.

¿HAY POSIBILIDADES DE QUE TRUMP SEA DESTITUIDO?

No. Las probabilidades de que el presidente de la primera potencia mundial sea destituido son prácticamente nulas, ya que los republicanos controlan el Senado (tienen 53 escaños de un total de 100) y ya han cerrado filas en torno a Donald Trump. Los números son estos: son necesarios dos tercios para declararle culpable; en caso contrario, es exonerado. Haría falta que una veintena de senadores políticos cambiaran de bando, algo prácticamente imposible.

Autorizada la reproducción por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni