Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

La Knesset cumple 70 años

Este viernes, el parlamento israelí cumplió 70 años, está compuesto por una única cámara de 120 escaños, elegidos en circunscripción única, para un mandato de cuatro años, mediante el sistema de representación proporcional para listas de partido. A menudo, especialmente en las últimas décadas, se disolvió mediante la convocatoria de elecciones anticipadas antes de completarse el periodo para el que había sido elegida.

Siendo Israel una democracia parlamentaria, las únicas elecciones celebradas en el país a nivel nacional son las legislativas; en tanto la Knéset, una vez elegida, busca formar de entre sus diputados una coalición que cuente con la mayoría simple de sus bancas; la cual a su vez elegirá de entre sus miembros al Poder Ejecutivo, encabezado por el Primer Ministro y su gabinete.
El gobierno debe disfrutar de confianza permanente de la Knéset para permanecer en su cargo; y en caso de votar el Parlamento un voto de desconfianza al Ejecutivo, sumándole a ello el apoyo brindado por al menos 61 parlamentarios a un candidato opositor, supondría el cese inmediato del Gobierno en sus funciones y la toma de poder por parte del candidato alternativo.
Además la Knéset dicta leyes, supervisa el trabajo del Gobierno, y tiene también la potestad de nombrar y destituir al Presidente, entre otras funciones.

Las primeras elecciones a la Knéset se llevaron a cabo el 25 de enero de 1949.Las leyes aprobadas por la Knéset no pueden entrar en conflicto con las leyes orgánicas, que son de facto la constitución del país, pero la Knéset tiene el poder de aprobar leyes orgánicas adicionales.
Los miembros de la Knéset tienen amplia inmunidad legal con respecto a la búsqueda, detención, libre circulación y el procesamiento de actos referentes a sus deberes. Se espera que los miembros no hagan uso incorrecto de su inmunidad y conflictos de interés. Las transgresiones deben ser tratadas por el comité de ética de la Knéset.

El edificio de la Knesset se asienta sobre una colina en Jerusalén en un distrito conocido como Givat Ram. El edificio fue financiado en sus orígenes por la familia Rothschild cuando el filántropo francés James Armand de Rothschild dejó una herencia como un regalo para el Estado sionista de Israel en su testamento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni