-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Justicia, justicia perseguirás para que vivas. "   Deuteronomio

Vaishlaj: El Retorno de Yaakov a la Tierra de Israel

Le dijeron que Yaakov estaba en camino. “Ahora es mi oportunidad de vengarme de este despreciable estafador”, pensó Esav, mientras afilaba su espada por tercera vez. “Me engañó para que vendiera mi “primogenitura” cuando yo estaba muriendo de hambre. Luego engañó a nuestro padre para que le diera mis bendiciones. Sólo espera a que ponga mis manos sobre él. ¡Voy a hacerlo picadillo!”.

Esav organizó a sus 400 hombres de confianza y montó delante de ellos, dejando salir ocasionalmente un rugido para expresar su rabia. De repente, mientras rodeaban la colina, Esav casi chocó con un rebaño de ovejas. “¿Quienes son ustedes? ¿Quién los mandó aquí?”, le preguntó a los pastores. “Traemos un regalo para su Señor Esav, de su siervo Yaakov”, fue la humilde respuesta. Esav, a quien le encantaba recibir regalos y halagos, no pudo más que reducir su enojo. De hecho, realmente logró esbozar una sonrisa. “Por lo menos Yaakov reconoce mi superioridad. Por lo menos entiende que uno debe “aceitar” las ruedas para poder viajar”, pensó Esav para sí mismo.

Los pastores continuaron: “Y él está justo detrás de nosotros”. Esas palabras eran como un fósforo en un estanque de gasolina.

Esav rugió: “¡¿Detrás de ustedes?! ¡Sólo esperen a que lo alcance!”.

Su enojo se encendió nuevamente, Esav corrió hacia adelante y afiló su espada por cuarta vez. Mientras bordeaban el siguiente cerro, Esav divisó con asombro una manada entera de ganado. “¿Quiénes son ustedes?”, preguntó a los pastores y recibió exactamente la misma respuesta: “Un regalo para mi Señor Esav, de su siervo Yaakov”. Nuevamente, casi contra su voluntad, Esav sintió que su enojo decaía: estaba de hecho sintiéndose bien mientras le ordenaba a sus hombres que tomaran posesión de la manada.

Luego los pastores dijeron: “Y Yaakov viene viajando detrás de nosotros”. Nuevamente, a Esav le volvió la rabia y corrió hacia adelante hasta encontrarse con camellos y burros, mientras el escenario se repetía una y otra vez. Para el momento en el que Esav realmente se encontró con Yaakov, su enojo se había acabado por completo, gracias a la “guerra psicológica” utilizada por nuestro patriarca Yaakov. (Basado en el rabino S.R.Hirsch)

La parashá Vaishlaj relata el enfrentamiento entre Yaakov y Esav. Después de haber escapado exitosamente de las garras de su “Tío Labán”, Yaakov se enfrenta a su “Hermano Esav” y también al Príncipe de Shejem. Las lecciones de supervivencia judía que aprendemos de aquí son relevantes hasta el día de hoy. El Talmud dice que cuando los Sabios tenían que encontrarse con oficiales Romanos, ellos repasaban primero esta parashá. Un rabino contó que a él se le olvidó repasar la parashá y que lo engañaron como a un niño. Cuando Menajem Begin se convirtió en primer ministro y fue a su primera reunión oficial con el presidente Carter, él se reunió antes con los sabios de Torá de América. ¡Ellos le sugirieron que leyera la parashá de Vaishlaj!

Fuente: Aish Latino.

Mostrar más