-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" El comienzo de la sabiduría es el silencio "   

El Cartel de Jalisco Nueva Generación

El mencionado Cártel, tuvo su origen en el año 2007 como brazo armado del Cártel de Sinaloa, con la denominación Los Mata Zeta, y para el 2010 se independizó y se dio a conocer como CJNG en el 2011 y cuyo líder es Nemesio Oseguera Cervantes (a) El Mencho, y en la actualidad es la organización criminal más peligrosa de Méjico y una de las más poderosas a nivel global, y este nivel de peligrosidad se apuntala tanto en los montos millonarios de Dólares que maneja, como por las grandes remesas de droga que trafica y distribuye y por su poder armamentístico.

Como todos los Cárteles, tiene su brazo financiero, el del CJNG es los Cuinis, que está dirigido por el Clan Gonzalez Valencia, que lo componen los cuñados del Mencho, Arrulfo y Ulises Gonzalez Valencia, hermanos de Doña Rosalinda (a) La Jefa, esposa del Mencho.

El fundador de los Cuinis es Abigael Gonzalez Valencia, otro de los hermanos de la Jefa y que hoy se encuentra detenido y en proceso de extradición a los EE.UU., mientras que los nombrados Arrulfo y Ulises fueron aprehendidos a mediados del año pasado en la localidad de Zapopan y alojados en un centro de máxima seguridad en Méjico D.F.

Con anterioridad a la aprehensión de estos dos hermanos, fue detenida en Jalisco, Guadalajara, Rosalinda la Jefa, pero liberada días más tarde, algo que no ocurrió con su hijo Rubén Oseguera Gonzalez (a) El Menchito, el heredero del liderazgo, quién fue detenido en el 2015 y se encuentra sujeto al proceso de extradición a los EE.UU. por cargos de tráfico internacional.

Ahora bien, en las investigaciones llevadas a cabo por el Depto. del Tesoro de EE.UU., desde el 2015, junto a las tareas de la D.E.A., señalan que la hija mayor del Mencho, Jessica Johana, de 33 años, licenciada en Mercadotecnia, Universidad de Guadalajara, es propietaria de varias empresas que serían una de las ramas utilizadas para el Lavado de Dinero.

Por su parte, el Depto. de Justicia, a través de las tareas encubiertas de un agente de la D.E.A., comprobó que el Cártel recurrió a la compra venta de lingotes de oro para la lavar activos en territorio estadounidense por más de u$s.100 millones, a través de empresas localizadas en Florida y California.

Asimismo, la fortuna del Mencho sobrepasa los u$s.1.000 millones, según otro Informe de la D.E.A. de mediados del 2019, y que otras actividades para el lavado de activos se canaliza a través de cadenas de restaurantes de comidas japonesa y tailandesa, más de un centenar de locales, también en proyectos inmobiliarios y centros comerciales y hasta con una marca de tequila Onze Black.

Este poder financiero del Cártel es obviamente utilizado para la corrupción de autoridades locales y federales, magistrados y fiscales, como prueba de esto esta el caso del ex Juez federal Isidro Avelar Gutierrez, que se encuentra detenido en el penal de máxima seguridad del Altiplano, y otro es el del ex gobernador de Navayarit, Roberto Sandoval Castañeda, y el operador de la trama de corrupción es el abogado del Menchito, Francisco Beltrán García, quien dijo que su defendido y su familia son víctimas de un “terrorismo judicial”.

Pero tal como lo señalé al inicio de la columna, el otro pilar del poder del Cártel es su poderío armamentístico y el adiestramiento de sus cuadros operativos, con capacidad de operar coordinadamente de tipo militar.

Esto se ha visto en diferentes actos violentos cometidos por los operativos del Cártel, los ataques llevados a cabo contra fuerzas policiales y fuerzas armadas en Zapopan, Tiajomulco y Zamora, muestran un accionar estratégico militar, y esto es debido al entrenamiento que reciben y que están a cargo de ex integrantes de fuerzas especiales, como ser Seals y Delta Force de los EE.UU., ex FARC de Colombia, de Israel y de desertores de las fuerzas policiales y militares mejicanas.

En cuanto al armamento, el Mencho ha invertido mucho dinero en adquirir armas, tanto en cantidad como en calidad, de última generación y altamente sofisticadas, entre estas, además de ametralladoras de distintos calibres, lanza cohetes RGP, como el utilizado para derribar un helicóptero Black Hawk de la Policía Federal en mayo del 2015, y el uso de este poderoso armamento no sólo esta dirigido contra las fuerzas del orden, sino también, contra otras bandas  y grupos criminales en la lucha por el control de territorios, y el resultado es, que el CJNG en la actualidad opera y controla 23 estados de la República de Méjico, lo que ubica al Cartel del Mencho, como la Organización Criminal más poderosa en tierras aztecas y también a nivel global, de ahí que el presidente Trump, dijera que es tan peligroso como el Estado Islámico, y por ello su iniciativa para calificarla como Organización Terrorista, un punto de vista que no comparto, pues una organización terrorista de cualquier matriz ideológica, busca el asalto del Poder y establecer en un Estado o territorio estructurado de acuerdo a su directriz dogmática, mientras que las Organizaciones Criminales buscan el poder económico financiero, aprovechando las estructuras del Estado, a través de la corrupción y la violencia, y lo único que emparentan a unas y otras son la violencia y los vínculos que puedan beneficiarlas.

En tal sentido, una de las relaciones simbióticas entre los Cárteles de la Droga y Grupos Terroristas, se da con la Organización Político Terrorista libanesa Hezbollah, cuyo antecedente podemos encontrar ya por el 2011  cuando se intentó el asesinato del embajador de Arabia Saudita en Washington, donde quedó al descubierto el vínculo entre el Cártel de los Zetas, Hezbollah y el régimen de Teherán, puesto que el responsable de la operación fue el ciudadano iraní estadounidense Manssor Arbabsiar, miembro de la Guardia Revolucionaria de Irán, no quedando dudas de los vínculos entre Irán, Hezbollah y los Cárteles mejicanos.

También en esta descripción del vinculo Narco Terrorismo, en el 2014 en un Informe de la D.E.A. señala el acercamiento del Cártel de Sinaloa con elementos tanto de Hezbollah como de Al Qaeda, en el marco de su expansión en Europa y África.

En el caso del CJNG, la estrategia de expansión del Mencho en lo que es el Cono Sur, se exterioriza a través de los pactos acordados con los disidentes de las FARC, con los grupos narcos de Bolivia en la región de Chapare, con los del Perú en la región del Valle de los rios Apurimac, Ene y Mantaro, y también con grupos de transportistas de Guatemala, y sin olvidar el control que ejerce el Cártel en los puertos de Michoacán, Veracruz y Colima, por donde también se introducen precursores químicos procedentes de China e India, lo que revela que las actividades del Mencho se han expandido en Asia, que se complementan con las conexiones con la Yakuza del Japón y la Mafia israelí.

Finalizando la columna de hoy, aporto un Informe de la D.E.A. al Congreso de los EE.UU., que señala que para el 2018, el CJNG es responsable de la distribución de cocaína y metaanfetaminas a lo largo de 10.000 km. de la costa del Pacífico, es decir, desde Latinoamérica hasta la frontera entre EE.UU. y Canadá, lo que muestra que esta organización narco criminal mejicana, si bien no debe ser categorizada como grupo terrorista, si su peligrosidad y poder la igualan, por esto es razón suficiente y necesaria para que los gobiernos continúen y redoblen esfuerzos en la guerra contra el Narcotráfico, pues como escribió el irlandés Edmond Burke, “…lo único que necesita el Mal para triunfar, es que los hombres buenos no hagan nada…”.

Por el profesor Luis Fuensalida

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Mostrar más