-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

El Brexit, un largo divorcio

Cerca de la fecha de salida “con o sin acuerdo” de Gran Bretaña de la Unión Europea, el primer ministro Boris Johnson logró un acuerdo bastante similar al de su antecesora Theresa May.

El Parlamento ha sido convocado para discutirlo y votarlo el sábado 19, lo que subraya la urgencia de alcanzar algún tipo de acuerdo para este largo divorcio.
El Reino Unido e Irlanda no reestablecerán los controles aduaneros en la frontera física en Irlanda del Norte, evitando despertar a los viejos demonios. Los ciudadanos de la UE mantendrán sus derechos y beneficios en Gran Bretaña, situación que será recíproca en los veintisiete miembros de la UE. El gobierno británico seguirá aportando su contribución al presupuesto de la UE, hasta que se materialice la salida.
Algunos analistas y medios señalan, en este sentido, que el acuerdo logrado por Theresa May era menos oneroso.
Pero Boris Johnson cuenta con una ventaja con respecto a su predecesora: Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista, es observado con más preocupación por la opinión pública y segmentos de su propio partido, que hace dos años atrás, por su radicalización y antisemitismo.
De modo que el primer ministro juega con fuego: un acuerdo malo y a último momento es menos malo que no tenerlo, y que un triunfo laborista supondría una radicalización ideológica y política aislaría más a Gran Bretaña, pero sin esplendor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni