-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Con tanta publicidad para las STEM ¿Qué espacio queda para las artes liberales?

Cada vez más voces sostienen que para tener mayores ventajas en el mundo laboral del futuro es imprescindible abocarse a las STEM (Ciencias, tecnología, ingeniería, matemáticas).

Voces como Bill Gates (Microsoft), Vinod Khosla (Sun Microsystems) o Marc Andreessen (Netscape) abogan por transferir los presupuestos de las artes liberales a las ciencias y tecnología. Quizá no saben que Steve Jobs (Apple) estudió caligrafía en el Reed College, Mark Zuckerberg artes liberales en Exeter y Latín, Griego e historia del arte en Harvard. Reid Hoffman (Linkedin)  filosofía en Oxford; Peter Thiel (PayPal) filosofía y leyes; Alex Karp (Palantir) leyes y teorías sociales neoclásicas; Ben Silbermann (Pinterest) ciencias políticas; Joe Gebbia y Brian Chesky (Airbnb) artes; Steve Loughlin (RelateIQ) estudió políticas públicas; Parker Harris (Salesforce)  literatura inglesa; Carly Fiorina (Hewlett-Packard) historia medioeval y literatura;  en el Silicon Valley se encuentran muchas compañías de hightech creadas por egresados de artes liberales.  El mismo Jack Ma. Fundador de Ali Babá, estudió su maestría en estudios ingleses.

(“The fuzzy and the Techie”, Scott Hartley, 2017, Cap. 1)

Las artes liberales a través de las humanidades y ciencias sociales se dedican al estudio de la naturaleza humana y la naturaleza de nuestras comunidades y sociedades. Se orientan a investigar qué nos hace humanos, como nos comportamos y porqué lo hacemos de la manera que lo hacemos. Cómo nos organizamos en familias, instituciones privadas y públicas, cómo   operamos, podemos hacerlo mejor y corregir disfunciones.

Hay una falsa dicotomía entre estudiar las STEM y con el mismo peso las Artes Liberales. Las  primeras ofrecen una caja de herramientas que hacen accesible la tecnología y las segundas favorecen la diferenciación que se convierte en una ventaja competitiva.

El mundo necesita que todos procuremos aportar para resolver los principales problemas y disfuncionalidades de la humanidad que no podrán resolverse a través de robots o inteligencia artificial: la corrupción política y empresarial, educación, vida sana y feliz, mejora de condiciones laborales, acceso digno a servicios sociales, gobernanza responsable, mejorar las condiciones de vida de modo que las máquinas hagan lo que pueden hacer y las personas hagan lo que es suyo e inexpropiable a su condición humana.

 

Autorizada la reproducción por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni