-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Analizando la ofensiva turca en Siria

La ONG Comité Internacional de Rescate (IRC) estima en 64.000 los desplazados en la región NE de Siria, con una proyección que podría alcanzar los 300.000 en caso de proseguir el avance turco, en búsqueda de controlar una franja de territorio sirio de 30 km. de ancho a lo largo de la frontera común, un sector donde se encuentran dos campos de refugiados y al menos tres centros de detención de elementos del ISIS.

Esa franja, que según Ankara, la requiere como “Zona de Seguridad”, es parte del territorio controlado hasta el inicio de la ofensiva turca, por las fuerzas kurdas, región que se extiende hacia el Oeste y el Sur hasta el río Eufrates y al Este, hasta la frontera con Irak.

La ofensiva turca, que cuenta con apoyo de combatientes sirios pro Turquía, el Ejercito Nacional Sirio, alcanzó el pasado 12 de octubre, la importante localidad de Ras al Ain,  antes en manos kurdas, controlando así la estratégica carretera M4 que enlaza las ciudades y localidades del norte de Siria.

En ese contexto, la proyección antes señalada por el IRC, sería plausible, pues según las estimaciones de la ONU, los desplazados podrían llegar a los 100.000 y, según la Media Luna Roja Kurda, se eleva la cifra a 191.000.

En este escenario, además de las amenazas de Washington de aplicar sanciones que congelaría la economía turca, otros países han sumado presión al régimen de Erdogan, para el caso, el Min. de RR.EE. alemán Heiko Maas anunció el cese de la exportación de armas a Turquía, e idénticas medidas tomarán Holanda y Finlandia, sumando a que Suecia ha presentado una iniciativa ante el gabinete de ministros de RR.EE. de la U.E., para debatir un embargo de armas a Ankara, y más allá de estas europropuestas se suma la condena  por parte de la Liga de Países Árabes, según lo hizo saber su Secretario General, Ahmed Abul Gheit.

Pues bien, la Operación Fuente de Paz, tal el nombre dado por Ankara a su ofensiva, es justificada por Recep Tayyip Erdogan, en cuanto a que su objetivo es eliminar la amenaza de las milicias sirio-kurdas YPG y de elementos de ISIS, en todo el Norte de Siria, y además agregó, que de esta forma se posibilita el retorno “voluntario” de refugiados sirios árabes que residen en suelo turco, en tal sentido, se calcula en aproximadamente 3,2 millones los refugiados, y la operación busca el regreso de al menos 2 millones, ahora bien,  lo que ocasionaría este traslado de población sirio árabe, es un cambio demográfico en esa región habitada hasta ahora mayoritariamente por kurdos.

Por otro lado, según diferentes sondeos realizados por distintas ONGs., el casi 98% de la comunidad internacional cree que se ha abandonado a la población kurda, mientras, el Secretario de la Defensa de los EE.UU. Mark Esper le pidió a su par turco Hulusi Akar, que interrumpa la ofensiva militar, aunque también Esper aclaró que la retirada de las tropas estadounidenses buscaba que las mismas no queden expuestas entre dos fuegos y agregó, que el compromiso con las milicias kurdas no incluyó entrar en un conflicto armado con Turquía.

Por su parte, tropas sirias del régimen de Bashar al Asad, están retomando territorio en el Norte de su país que habían abandonado hace casi 7 años, y esto sucede mientras fuerzas kurdas se repliegan, coincidentemente con las negociaciones llevadas a cabo en una base militar rusa, que se traduce en un Acuerdo de unir el Ejercito Sirio Libre liderado por el YPG al Ejercito Árabe Sirio, conformando una Fuerza Conjunta, lo que se podría entender que la filial siria del PKK ha vuelto a la órbita de Damasco.

En ese contexto, la dirigente política kurda Hervin Khalaf, Secretaria General del Partido Siria Futura, fue detenida y asesinada por mercenarios pro Turquía, al igual que su chofer, un acto que claramente constituye un Crimen de Guerra, y que fue capturado a través de un video en las redes digitales.

Ahora bien, ¿qué busca el régimen de Ankara con esta Operación militar?, veamos, esta ofensiva turca es la 3ra. en territorio sirio desde el 2016, y su objetivo militar son las milicias del YPG, una alianza kurdo árabe que fue aliada de los EE.UU. en la lucha contra el ISIS. Para Turquía, el YPG es una organización terrorista por sus vínculos con el PKK o Partido de los Trabajadores del Kurdistán, movimiento independentista que desde 1984 ha llevado adelante una guerra insurgente en suelo turco, además, no olvidemos que el YPG milita por la independencia kurda y fue fundado por nacionalistas kurdos que  habitan en el Norte de Siria.

Vale la pena aclarar, ¿Quiénes son los Kurdos?, es la minoría étnica más importante en Oriente Medio sin Estado propio, estimándose en casi 30 millones, y habitan en cuatro países, Turquía, Siria, Irak e Irán y un pequeño enclave en Armenia. Los kurdos tienen lengua propia, una cultura milenaria, y profesan en su mayoría el Islam sunita. Cuando en 1923 se firmó el Acuerdo de Lausana, Suiza, que estableció las fronteras de la Turquía actual, no se contempló la constitución de un Estado kurdo, y hoy, entre el 15% y 20% de la población de Turquía es kurda, que denuncian la discriminación y los abusos de Ankara, algo que viene sucediendo desde 1930, cuando se prohibió la lengua kurda y también niega su identidad étnica. Esto llevó en 1978 a Abdullah Ocalán a fundar el PKK, y 6 años después inició la lucha armada contra el régimen turco, un conflicto que ha ocasionado hasta ahora unas 40.000 víctimas fatales y miles de desplazados.

Pero retomando los actuales acontecimientos, nos preguntamos ¿cuál es el rol de los EE.UU.?, pues tanto Turquía, hasta ahora miembro de la OTAN, como el YPG, son aliados de Washington, reitero, estos últimos trabajaron junto a los estadounidenses desde el 2015 en la guerra contra el ISIS, pero hoy la alianza ha sufrido una fisura ante el anuncio del presidente Trump de retirar sus tropas del Norte de Siria, algo que también podría traer aparejado el resurgir del ISIS.

Otra de las consecuencias del retiro de los EE.UU., es el señalado Acuerdo Kurdo Sirio, cuyo objetivo sería neutralizar la ofensiva turca, lo que abre la alternativa de un choque entre el Ejercito Turco y el Ejercito Sirio.

Este complejo escenario, no puede escapar al escenario macro de Oriente Medio que enfrenta a Arabia Saudita e Irán, y donde hasta ahora Turquía había intentado sin éxito llevar a cabo su Neo Otomanismo, una versión estratégica que busca una mayor ingerencia de Ankara en las regiones que conformaron otrora el Imperio Otomano, una política exterior asociada al ex Min. de RR.EE. Ahmed Davutuglu y a los objetivos nunca negados ni renunciados por Recep Tayyip Erdogan, y que se traduce en la actual ofensiva turca.

Mientras tanto, y ante la advertencia de producirse una grave crisis humanitaria, e incluso una posible limpieza étnica en la región Norte de Siria, como dice el refrán, “…a río revuelto ganancia de pescador…”, en este caso quién se beneficia es, Rusia, que no sólo tiene presencia militar en Siria, sino que ha concretado una importante venta del sistema de misiles S400 al gobierno de Ankara, lo que haría estéril todo embargo de armas que esgrimiera la U.E. o los EE.UU., lo que plantea, ¿la posibilidad de un alejamiento de Turquía de la OTAN y un acercamiento a la órbita de Moscú?, una jugada de Putin que al mismo tiempo, esta semana inició su visita oficial a Arabia Saudita, algo que sólo había realizado sólo en el 2007.

Lo cierto es, que los EE.UU., tanto durante la administración Obama, como para la actual de Trump, es evidente que hoy para Washington, Oriente Medio no es su prioridad estratégica, una señal de alerta para Israel, algo que muchos analistas israelíes han coincidido.

Como colofón de la columna de hoy, citaré una frase de Menajem Begin, “…No soy un judío al que le tiemblen las piernas, soy un judío orgulloso con 3.700 años de historia civilizada, nadie nos ayudó cuando moríamos en las cámaras de gas y en los hornos, nadie vino a ayudarnos cuando luchamos por crear nuestro país, pagamos por ello, luchamos por ello, morimos por ello, nos mantendremos firmes en nuestros principios, los defenderemos y cuando sea necesario volveremos a morir por ellos, con ayuda o sin ayuda…”.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Mostrar más
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *