Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Matán Rosenberg, mago israelí: Reemplazó el uniforme por los naipes

Su historia es única. Soldado frustrado, habla cinco idiomas y recorre el mundo derrochando talento. Casado con una chilena, pretende lanzar su carrera en nuestro país.

Su sueño era ser soldado y defender a Israel. Sin embargo, un accidente a los 14 años, le truncaría su objetivo. Aunque por arte de “magia”, llegaría a su vida lo que es hoy su verdadera pasión.

Matán Rosenberg nació en Jerusalem hace ya 30 años. Escenarios de Estados Unidos, Chipre, Israel, Australia y Chile, entre otros, ya han disfrutado de su talento.

¿Y por qué Chile?… simple. Hace seis meses, Matán se casó con Karen Albala Calderón, una chilena, que, curiosamente, conoció gracias a sus trucos.

-Cuéntame, ¿cómo conociste a Karen?

-La verdad, es una linda historia y te puedo decir que ella es maravillosa. La conocí en Israel. Allá, junto a unos colegas, tenía un show de magia que realizaba todos los domingos. Uno de esos colegas y que habla español, conoció a una chica argentina por la aplicación Tinder. Cuando empezaron a salir, ella me dijo que me quería presentar a su mejor amiga y que había conocido a través del programa de voluntariado Masá y que estaba segura que sería ideal para mí. Intentó varias veces que nos conociéramos, pero nunca resultó. Ellos terminaron y un tiempo después, la ex de mi colega me envió un mensaje para hablarme de Karen, de lo especial que era y para decirme que la agregara a Facebook. Le hablé en junio del 2016, tuvimos nuestra primera cita y después de dos meses nos fuimos a vivir juntos y, bueno, ahora es mi esposa.

-Te acompaña en tus shows?

-No a todos, pero me ayuda mucho desde el punto de vista logístico. Ahora estoy escribiendo un libro para magos en español y ella me lo está editando.

-¿Por qué querías ser soldado del Ejército de Israel?

-La verdad, siempre pensé en ayudar a mi país y defenderlo. Es mi casa, siempre quise protegerla, es lo que sentí desde pequeño.

-¿Y por qué ese sueño no se pudo concretar?

-Bueno, a los 14 años, seis días antes de salir de vacaciones de verano, ocurrió algo que me marcaría para siempre. Estaba en la sala de clases en el colegio y me encontraba sentado encima de una mesa charlando con mis compañeros. De improviso, quise salir para hacer algo, (hay partes que no recuerdo bien) y de un segundo a otro, me desperté en el piso viendo negro. Perdí totalmente la sensación de equilibrio y no podía levantarme. Los alumnos de la clase pensaron que estaba fingiendo, pero fui al hospital y me quedé allí una semana producto de una contusión en mi cabeza. El nervio de mi oído derecho se cortó y me dejó sordo de ese lado. Salvo eso, soy sano y disfruto la vida.

-¿Y cómo llegó la magia a tu vida?

-Bueno, como el sueño de ser combatiente se desvaneció, ya que tienes que ser 100% saludable para poder enfrentarte a condiciones de guerra, empecé a explorar más mis hobbies. Sin embargo, a los 18 años, cuando terminé los estudios en el colegio, hubo una pequeña ceremonia que me marcaría. Allí había un mago que terminó por mostrarme mi verdadero camino. El hecho de ver las cartas volando de una mano a otra, cómo manejaba una baraja, me sedujeron por completo. Quise saber más de eso, me puse a practicar y tres meses después, empecé a hacer mi servicio militar. Y durante el entrenamiento, solamente quería tener el mazo en la mano y, cuando tuve 5 minutos en la carpa, agarré la baraja, un soldado entró, vio las cartas y preguntó: “¿Qué es esto? ¿Eres mago?” Y fue en se momento que tomé la decisión y dije “sí”. Él saco la cabeza fuera de la carpa y gritó “¡Matán es mago!” Tuve que hacer un truco para ellos, gritaron de sorpresa y desde ese momento supe que la magia era lo mío.

-¿En qué consiste básicamente tu show?

-Mi show combina magia clásica de salón y escenario, como hacer desaparecer objetos (normalmente de mucho valor, como un anillo costoso) y leer las mentes (que se llama mentalismo). Todo con mucho humor y participación de la audiencia. Aún en eventos de 200 y 300 personas, yo me bajo del escenario, involucro al público y también los subo para que me ayuden a realizar los trucos.

-¿En qué te diferencias del resto de los magos?

-En que espero dar una experiencia completa, que la gente se ría, que la gente se sorprenda y que la magia viva. Mi diferencia es que lo puedo hacer en cinco idiomas: hebreo, inglés, francés, español y alemán. Hoy estoy trabajando en el sexto idioma, el ruso. Además, me considero versátil. Puedo hacer magia de cerca para cinco personas o desde el escenario para mil. Todo mi show entra en un maletín muy pequeño.

-Y en tu pequeño maletín, ¿cuál es tu sueño?

-Mi sueño es recorrer el mundo haciendo mi show y hacer que la gente sea feliz. A corto plazo, quiero lanzar mi carrera en Chile y hacer crecer la magia en el país para que la gente lo aprecie como arte, como una forma legítima de entretenimiento.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni