-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

BDS, antijudaísmo rancio

El movimiento internacional Boicot, Desinversiones y Sanciones, BDS, dirigido exclusiva y arbitrariamente en contra de Israel, se puede definir como absolutamente judeofobo, pese a que sus defensores alegan que procuran forzar al gobierno de Israel a poner fin a lo que llaman “ocupación” y “colonización de los territorios palestinos”. BDS está inspirado en el movimiento antiapartheid, si bien la propia realidad muestra la inexistencia de circunstancias semejantes a la exclusión sudafricana.

A través de la imposición de manipulaciones, exageraciones, chantajes y calumnias, el BDS pretende una serie de ventajas que los palestinos no conseguirían en negociaciones, pues su verdadero deseo es la destrucción del Estado de Israel y sobre sus ruinas, el establecimiento de un estado palestino, aunque no sabemos si al mando de Fatah o Hamas, pues en más de diez años no han podido hallar un entendimiento que los acerque a la democracia y traiga bienestar a los palestinos.

La idea de la partición aprobada el 29 de noviembre de 1947 fue de dos estados: uno judío y otro árabe; en ese entonces no había una identidad palestina y por eso la resolución 181 de la ONU se refiere a un estado árabe más. Desde esa oportunidad, los árabes vienen reaccionando con los famosos tres no: no a la paz, no a la negociación y no al reconocimiento. Igualmente, en las negociaciones iniciadas en Oslo a principios de los 90, se previó la creación de un autogobierno palestino, la Autoridad Nacional Palestina, transfiriéndole poderes y responsabilidades en Cisjordania y Gaza, como un embrión del que sería un estado palestino que conviviría en armonía con Israel. La historia hizo evidente que la dirigencia palestina no estuvo ni está interesada en el entendimiento.

El BDS no es exitoso ni en el plano político, salvo unas cuantas figuras que, presionadas por militantes, anularon sus presentaciones en Israel; y, menos aún en el plano económico, donde prácticamente no ha tenido efecto. No obstante, el BDS se las arregla para, con el despliegue de trampas, tener ramificaciones en ciertos sectores, como algunas universidades de EEUU. Por eso, es importante estar atento frente a las iniquidades del BDS, pues se trata de un arma usada en el pasado con el mismo propósito antijudío.

[email protected]

*Fuente: El Universal

Mostrar más
Helueni