-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea -

¿Qué es un boicot? ¿Quién es Messi? Los cantantes argentinos llegan a Israel

Mientras todos miran la Copa del Mundo, Israel todavía siente una sensación de oportunidad perdida en el partido entre Israel y Argentina. En Israel afirmaron que los argentinos habían cancelado su llegada debido a las amenazas a la vida de Leo Messi y otros jugadores. En Argentina afirmaron que el motivo de la cancelación era la transferencia del amistoso a Jerusalem, pero en cualquier caso, no se jugó y Messi y sus amigos no aparecieron.

Los que realmente vienen de Argentina a Israel son los cantantes, que están esperando sus actuaciones aquí. El público israelí es bien conocido entre muchos artistas argentinos que no se desaniman incluso cuando reciben amenazas.

La primera de una serie de destacados cantantes argentinos fue la indiscutible reina del folclore argentino, Mercedes Sosa. Muchos la llamaban La Negra, otros la llamaban La Mama, la madre de todos. Sosa, quien falleció en 2009, ha venido a Israel más de una vez a lo largo de los años. Sus últimas actuaciones en Israel, de las que pronto se cumplirán diez años, fueron finalmente sus últimas actuaciones fuera de Argentina.

Ella era una idealista, una cantante de protesta y una feminista. Durante los años de la dictadura militar en el país, tras una actuación en La Plata interrumpida por la policía que detuvo a parte de la audiencia, se vio obligada a abandonar el país durante varios años y exiliarse en España y Francia.

La misma canción prohibida que cantó ese día, la interpretó más tarde en Israel, en un dúo con Matti Caspi (Cuando tenga la tierra). Ella vino a Israel por el amor de la audiencia, aquellos que inmigraron a Israel desde Argentina, así como aquellos que no son de América del Sur pero que se enamoraron de ella y su música. En una conferencia de prensa durante su última visita a Israel en 2008, dijo: “Es muy importante para mí estar con ustedes, se escribió mucho acerca de mi llegada aquí, pero yo vengo a cantarle a la gente y no a hacer política”.

Ella insistió en que en el escenario ella solo cantaba, que era lo único que hacía, que esa era su vida. “Amo a Israel, estoy interesado en Israel, pero creo que es hora de poner fin al conflicto, es difícil poner fin a las guerras, es difícil hacer las paces, lo más fácil del mundo es hacer la guerra”, dijo.
Sosa insistió siempre en compartir el escenario con otros artistas, a veces más jóvenes, a veces incluso artistas en el inicio de sus carreras. En una de sus visitas a Israel a principios de la década pasada, trajo consigo algunos de los nombres más importantes de la música en su país, uno de ellos, la cantante Teresa Prodi, que más tarde se convirtió en ministro de cultura de Argentina. En su última visita, acompañó a su sobrino, Coki Sosa, quien también es cantante de folklore.

“Siento que desde que llegué a Israel, como si nunca me hubiera ido”, dice Coki Sosa en una entrevista. “Tantos amigos, tanta magia, tanta historia y respeto por las artes. Me enamoré de Israel y de la gente de aquí, así que regresé “.

Sosa no recibió solicitudes para cancelar sus actuaciones, pero dijo que muchos hicieron preguntas sobre sus actuaciones en Israel. Estaba muy sorprendido por la cancelación del juego de amistad entre los equipos de fútbol: “Hay cosas que son básicas, no creo en que deba haber presiones y espero que no vuelva a suceder, las artes y el deporte pueden conectar a la gente, y me entristeció que el juego no se pudiera jugar “. Sosa plantó un árbol en memoria de su tía en bosque de Yatir, cerca de Arad. La foto de portada de su álbum anterior, por cierto, fue tomada durante su aparición en Beersheva.

Después de Parodi y Sosa también actuó en Israel Nito Mestre, excantante de la banda de rock Sui Generis. La banda ha estuvo vigente en la primera mitad de los años setenta, momentos antes de la llegada al poder de la dictadura militar. Entrelazada con la música de protesta política de Sui Generis, y algunas de las canciones no lograron atravesar la censura. “Nuestras canciones han dejado una huella en toda una generación”, afirmó en una entrevista Mestre, “Sabíamos desde hace mucho tiempo en Israel hay muchos que quieren oírnos, y el entusiasmo en nuestros conciertos en Israel fue tremendo. En ningún momento se me ocurrió que podríamos tener un problema haciendo lo que vinimos a hacer: cantar a los que nos quieran escuchar “.

Mestre eligió para interpretar la canción Jerusalem de Oro. “La idea en honrar al país anfitrión con la interpretación de una canción local esto es algo normal para mí,” dice, “hacerlo en un lenguaje completamente extraño para mí no es fácil, pero esta canción me ha tocado profundamente, aunque yo no la conocía antes.”

En la página de Facebook de Mestre puedes encontrar fotos de él en el Muro de los Lamentos con su banda, fotos en Haifa y más. Les contó a sus seguidores la visita a la Ciudad Vieja de Jerusalem, la actuación en Be-er Sheva, y el día después de su aparición en Tel Aviv, escribió: “Qué feliz estoy, todo es grandioso”.

“Los artistas argentinos que llegaron a Israel en los últimos años son en su mayoría los que comenzaron su carrera en los años setenta y ochenta,” dice Danny Dancyger, responsable de los giras de cantantes como Teresa Parodi y Coki Sosa.

Según él, la mayoría de ellos recibió reacciones y comentarios cuando se supo que venían a Israel, algunos de ellos incluso recibieron amenazas reales. Cosas similares también describe Daniel Schwartz, que ha traído a Israel cantantes de la talla de Charly García, León Gieco y otros: “A todos les gustó Israel, y algunos se sorprendieron gratamente. Antes de la llegada de Gieco era mucha la resistencia en las redes sociales y los foros, pero Gieco insistió y dijo -vine a cantar mis canciones, ¿cómo pueden decirle a un artista que no cante? Yo voy a hacer lo mío “.

Los artistas argentinos que vienen hoy a Israel lo hacen montados en las olas de visitas exitosas de aquellos que los precedieron, y esperan con entusiasmo hacer una gira por Israel.
Y quizás algún día Leo Messi escuche sobre el viaje de Nito Mestre al Mar Muerto, la gira de Teresa Parodi en el Valle de Jezreel o la actuación de Coki Sosa en Beersheva, y considere regresar. Podemos esperar, ¿verdad?

Meital Plotnik ha-makom.co.il
Traducción: Radio Jai

Helueni